Actitudes hacia el uso del español

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1022 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El artículo se basa en algunos materiales publicados en Venezuela para abordar tres posibles actitudes ante el uso del español por parte de los hispanohablantes: i) una actitud correctista, rígida, apegada a lo que se considera el modelo propuesto por la Real Academia Española; ii) una actitud permisiva, adoptada por dos grupos muy diferentes entre sí: los “despreocupados”, que desconocen oniegan los mecanismos del idioma, y los “rebeldes”, que sí conocen y dominan dichos mecanismos, pero que reaccionan contra lo que consideran rigidez y purismo de los gramáticos; iii) una actitud equilibrada, que acepta las desviaciones comunicativamente funcionales y socialmente aceptadas, y que rechaza aquellas que van en contra de la claridad del mensaje o de los usos socialmente aceptados.

En elpresente artículo me baso en algunos materiales publicados en Venezuela para reflexionar sobre las posibles actitudes ante el uso del español. Estas actitudes, por prototípicas, parecerían darse no sólo en Venezuela sino también, aunque en distintas proporciones, en los otros países de habla hispana.
Antes de entrar en el tema, conviene recordar que el español, como las otras lenguas, presentaen cada momento de su historia una serie de variedades o, lo que es lo mismo, un conjunto de maneras sistemáticas de hablar o de escribir que, aunque ofrecen grandes semejanzas entre sí, presentan también considerables divergencias. El uso de estas variedades está condicionado por tres factores fundamentales: la zona geográfica, el nivel socioeconómico de los hablantes, y el estilo empleado. No sehabla lo mismo en Argentina que en Venezuela, ni se expresa de igual manera un venezolano culto que uno analfabeto. Yendo a lo individual, cabe señalar que cada persona dispone de variadas posibilidades idiomáticas cuyo uso se rige por la situación particular en la que se encuentra: dictando una conferencia, en la intimidad de la familia, regateando en un mercado popular, etc. Es evidente quecuanto más amplio sea el repertorio lingüístico de un individuo y cuanto más aguda su sensibilidad social, tanto más fácil le será comunicarse con los otros y ser socialmente aceptado, no importa el grupo social al que pertenezca.

Dentro de cada comunidad lingüística existe una variedad llamada estándar, que es la empleada por los hablantes cultos en las situaciones formales o semiformales. Estavariedad, por su riqueza estructural y léxica, permite inagotables combinaciones a través de las cuales pueden expresarse los más complejos y sutiles mensajes. Al mismo tiempo, se trata de una variedad que goza de alto prestigio social dentro de la comunidad correspondiente.

Por encima de las distintas variedades nacionales o regionales, el modelo que normalmente se considera destinado a regularla conducta lingüística de los hispanohablantes es el propuesto por la Real Academia Española (RAE). Dentro de las obras más recientes publicadas por esa institución, cabe mencionar las siguientes: Esbozo de una nueva gramática de la lengua española (1973), Diccionario de la lengua española (1992) y Ortografía de la
lengua española (1999). Muchos maestros, así como los hacedores de manuales y delibros de texto suelen basarse en estas obras para señalar qué usos del español consideran “correctos” o “incorrectos”. A pesar de sus innegables virtudes, el modelo RAE, sobre todo el presentado en el Esbozo y en el Diccionario presenta varios inconvenientes: i) el Esbozo fue elaborado sobre la base de obras literarias escritas en un pasado a veces remoto; ii) los autores utilizados para extraerlos ejemplos con los que se ilustra esa obra son casi exclusivamente españoles; iii) el Diccionario no siempre refleja el comportamiento léxico de los hispanohablantes, sobre todo de los que viven en Hispanoamérica. Cabe señalar además que el Esbozo, publicado hace más de un cuarto de siglo, no ha sido reemplazado aún por una nueva y definitiva “Gramática de la Academia” (Lázaro Carreter 1999,...
tracking img