Adan

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (791 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA TERCERA MUJER DE ADAN
Cuando Dios, en el sexto día, creo al hombre y a la mujer al mismo tiempo. Al hombre lo creo de polvo y de barro, lo llamo Adán. A la mujer la llamo Lilith y la creo depolvo y excremento. Ambos fueron creados a imagen y semejanza de Dios y ambos eran iguales, ninguno era superior al otro.
Esta igualdad genero inconvenientes entre Adán y Lilith, ya que ella no estabasiempre dispuesta a someterse a la voluntad de Adán, alegando que ellos eran semejantes a los ojos de Dios. Llego a tal extremo la disputa que ella se rehusó a tener sexo con Adán, por que no admitíaestar debajo de el. y ella prefirió ser expulsada a vivir a orillas del mar rojo, transformándose en un demonio. parió a los lilims, gnomos peludos que también descienden en parte de Adán.
Estabahecha con arcilla, igual que él. Era hermosa y libre. Hasta el punto de que se quejó de tener que yacer (tener relaciones sexuales) con Adán siempre debajo (la deliciosa posición del misionero) :"Fuimos creados iguales, y debemos hacerlo en posiciones iguales". Cansada de que Dios no atendiera sus reivindicaciones, se fue del Paraíso (Después de seducir al mismísimo Dios y sacarle con sus"talentos" el nombre secreto de Dios con el cual pudo huir del Eden).
Adán en el paraíso se sintió solo y le pidió a dios que le cree una nueva compañera que sea sumisa y obediente, surge Eva, creada deuna de las costillas de Adán para que sea siempre inferior a el.
Actualmente muchos grupos feministas toman la imagen y el nombre de Lilith como símbolo representativo de lucha de los derechos de lamujer.
Su itinerario se cruzó con el del arcángel Samael –siempre regresando derrotado de su atemporal combate contra la Tiranía, siempre en trance de convertirse en Satanás–, y bajo las sedas de sutienda de campaña hizo con él todas las figuras y piruetas que Adán desdeñó. Del Príncipe de las Tinieblas comenzó a parir súcubos –demonios femeninos– con tanta fecundidad que pronto fueron millares,...