Administra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1900 palabras )
  • Descarga(s) : 10
  • Publicado : 23 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Comunicas. – Nelson Mandela impulsó la integración de Sudáfrica, país dividido por los odios raciales heredados del Apartheid, apoyándose en su selección de rugby.
Quizás nunca antes en la historia de la humanidad un deporte integró más a una nación como ocurrió con el rugby en Sudáfrica. Nelson Mandela fue el artífice de este hecho formidable, unificador de un país dividido por el odiointerracial heredado del Apartheid, el funesto sistema de segregación que se implantó por décadas.
Corría 1994 y Mandela acababa de ser elegido el primer presidente de color de Sudáfrica.
El líder había salido cuatro años antes de la isla de Robben, cerca de Ciudad del Cabo, donde permaneció 27 años en prisión.
Tenía ante sí el enorme reto de unir a blancos y negros bajo una misma bandera y nada mejorque aprovechar la Copa Mundial de Rugby de 1995 que se jugaría en su país.
El rugby, para entonces un deporte exclusivo de blancos, era detestado por los negros, quienes lo consideraban un símbolo de opresión al igual que la bandera y el himno. Por lo tanto era difícil la labor de Mandela, ya que encontró resistencia entre sus hermanos de raza.
Faltando un año para el Mundial, el Presidentellamó a su despacho al capitán de la selección, Francois Pienaar, y le pidió su ayuda para que los negros se identificaran con el equipo a la vez que lo aupó a ganar el título a como diera lugar. El elenco estaba integrado por blancos, a excepción de Chester Williams, un jugador mulato.
Pienaar y sus compañeros hicieron suya la misión. El mensaje caló tan hondo que el equipo aprendió un nuevo himno enlengua zulú, el mismo que se cantaba en las manifestaciones de los negros contra los blancos. Antes del partido inaugural, Mandela se acercó a un entrenamiento en Ciudad del Cabo para saludar a los jugadores y desearles suerte.
Lo llamábamos “Madiba Magic”, él tenía la magia, tenía el aura. Estaba impactado por su humildad”, recuerda Pienaar.
Durante el Mundial, los blancos celebraban cadatriunfo con locura, mientras los negros no se interesaban, pero el equipo empezó a ganar y se fueron entusiasmando. Los “Springboks”, como se conocía a la selección, derrotaron a los combinados de Australia, Rumania, Canadá y Samoa en la primera fase. En la semifinal contra Francia, Sudáfrica ganó dramáticamente 19 a 15. Cuando el árbitro pitó el término del partido, los negros estaban másenloquecidos que los blancos.
En la otra semifinal, Nueva Zelanda aplastó a Inglaterra por 45-29. La neozelandesa, considerada la mejor selección del mundo, era comandada por Jonah Lomu, un mito del deporte, algo así como Pelé o Maradona pero de 120 kilos de fibra granítica y una velocidad que el mismo Cristiano Ronaldo envidiaría. Un ser casi inexpugnable.
Festejaron Juntos

El día del partido latensión era avasallante. En Soweto, los bares estaban repletos de aficionados negros que nunca se habían interesado en el rugby. Mandela apareció con una camiseta verde de los “Springboks”, el color de la opresión blanca, y con el número 6 de Pienaar. Saludó a todos los jugadores, así como a los neozelandeses, ante la incredulidad de los 60 mil aficionados que llenaron el Ellis Park de Johannesburgo, ensu mayoría blancos que aplaudieron a su Presidente negro.
“En ese momento nos dimos cuenta de que había un país entero detrás nuestro y que este hombre tuviera puesta la camiseta de los `Springboks’ era un signo, no sólo para nosotros, sino también para toda Sudáfrica, de que teníamos que unirnos”, comentó el jugador Joost van der Westhuizen.
La determinación de los sudafricanos fue vital parala victoria.
El partido fue parejo y acabó en el tiempo reglamentario empatado a 9. En el periodo extra y con la pizarra igualada a 12, una patada de Joel Stransky puso el 15 a 12 definitivo para delirio de todo un país. Blancos y negros festejaron juntos por primera vez, se consolidó la democracia y comenzó la estabilidad.

Matthew Booth es blanco. Tiene 32 años y juega en la selección de...
tracking img