Adviento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (344 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ADVIENTO

(Para reflexionar en Diciembre)

Estamos transitando nuevamente el Adviento, este tiempo tan grato que nos prepara para la venida de nuestro Salvador, y en este mes hay un Evangeliode San Mateo (8,5-11) que nos relata el encuentro del centurión con Jesús, ese centurión que aplica correctamente el sentido de la fe, porque no sale de ninguna norma ni de ningún libro, sinosimplemente de su corazón.
Quiera Dios que en este tiempo tengamos nosotros también un corazón dispuesto como el del centurión , un corazón que crea mucho más allá de las palabras, un corazón en concordanciacon el amor.
Adviento nos convoca a la espera, a la preparación: es un buen momento para ordenar nuestra vida, si es necesario, para ir saldando “aquellas cuentas pendientes”. Es tiempo dereconciliación, de reencuentros, de pedir perdón. Quién no necesita un poco de todo esto. No lo dejemos para mañana, salgamos al encuentro de nuestro hermano, ahora, en este momento, en este tiempo. Pongamosen práctica aun más todo aquello de lo que nos hemos alimentado a través de la Palabra.
Porque en el Amor de Cristo no se precisan grandilocuencias, sino todo lo contrario. Desde la sencillez,podremos sin lugar a dudas construir un mundo mejor. Cristo vuelve a nacer, se hace pequeño, casi indefenso, como signo de lo que nosotros debemos ser en este tiempo y siempre: pequeños y humildes decorazón, y como una criatura: sin miedo al futuro, sabiendo que tenemos todo por delante. Dependerá exclusivamente de la edad de nuestro corazón y no la de nuestro cuerpo. Comenzaremos a envejecer cuando notengamos metas que alcanzar ni sueños que cumplir.
Adviento, tiempo de empezar, tiempo de renacer, tiempo que nos regala Dios para volver a vivir con más energías, renovados desde la fe y laesperanza. Se termina el año y Cristo nace nuevamente y busca un lugar en nuestro corazón para cobijarse. Nada concluye, todo se renueva y la Iglesia y nuestro prójimo esperan de nuestra participación...
tracking img