Agustin

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (686 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Agustín y la Ciudad de Dios. Breves notas sobre el Libro Primero

Por Lizeth Chaves Sandoval*

En el año 410, comenzó para los habitantes de Roma una espantosa pesadilla. Durante cuatro días huboallí crímenes y violencia como jamás se habían soñado. Alarico, un bárbaro godo, invadió con sus hordas la ciudad y la sometió al pillaje. Algunos de los que lograron escapar llevaban las noticiassobre la situación de Roma. “Se escuchaban sus relatos acerca de los actos de terror de la ciudad, los palacios incendiados, los jardines de Salustio en llamas, la caza de los ricos, la sangre quemanchaba los mármoles de los foros, los carros de los bárbaros atentados de objetos preciosos robados y maltrechos, familias anteras habían quedado aniquiladas”[1].

De quienes habían llegado al Áfricaoyó San Agustín las terribles noticias sobre el saqueo de la Ciudad Eterna. Él era obispo en Hipona y sería considerado por la posteridad como uno de los principales representantes del cristianismo,llamados Padres de la Iglesia.

A pesar de que a la larga, la toma y el saqueo de Roma por parte de Alarico no tuvo mayor importancia, en el momento sí tuvo influencia en el ánimo de todos los romanosya que el mundo parecía decapitado.

Los cristianos habían dado un giro. En un principio atacaban a Roma y ahora se lamentaban de que hubiese sido destruida. Fue, pues, la caía de Roma por parte deAlarico lo que llevó a San Agustín no solamente a hacer la defensa del cristianismo frente a las acusaciones y murmuraciones de paganos y cristianos, sino, y lo que es más importante, a crear unafilosofía de la historia, a dar una explicación del proceso histórico y de su sentido, desde el punto de vista cristiano. Lo hizo a través de su obra llamada La Ciudad de Dios, obra que le demandó unesfuerzo de varios años, esfuerzo en el cual trató de fusionar cristianismo y filosofía, con un resultado tal, que le ha mereció a San Agustín ser denominado como el primer filósofo cristiano.

La...
tracking img