Al capone

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4890 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Al Capone, su verdadera historia | | |

| | | | |
|
|
Fotografías tomadas para la ficha policial de Al Capone.AL CAPONE: SU VERDADERA HISTORIAEl rey sin corona de Chicago
Probablemente nombres como Carlo Gambino, Paul Castellano o John Gotti, algunos de los jefes más poderosos del crimen organizado, pasen desapercibidos para el gran público. No ocurre así con Al Capone, aquien se identifica como el gangster por excelencia. Gracias al cine y la novela, lo asociamos con el contrabando de alcohol, las ametralladoras Thompson guardadas en fundas de violines y los tiroteos desde los estribos de los coches. Con todo, tras esa máscara de la ficción se oculta un personaje estremecedor y fascinante. JOSÉ LUIS GONZÁLEZ | 9 de abril de 2008Asimismo en www.guzmanurrero.es:Historia y aventura.l propio Capone hizo un brillante manejo de las relaciones públicas para labrar su leyenda. Inmortalizado por el cine y la televisión, este criminal fue un producto genuino de los turbulentos años veinte, cuando la Ley seca convirtió el contrabando de licor en una espléndida fuente de ganancias, que sirvieron para cimentar el moderno crimen organizado en Estados Unidos.AlphonseCapone nació en el neoyorquino barrio de Brooklyn en 1899, en el seno de una familia recién llegada de Nápoles. Ya en su adolescencia cumplió todos los requisitos para ser tachado de delincuente juvenil, y a finales de la década de los años diez estaba en la nómina de la banda de Five Points. Estos no eran delincuentes juveniles. Jugaban en primera división y su linaje se remontaba al primer terciodel siglo XIX, como recoge Herbert Ashbury en su maravilloso libro Gangs de Nueva York.La cicatriz en su rostro fue el resultado un navajazo, durante una pelea. Ello le hizo merecedor del apodo de Scarface (Caracortada), alias que se unió a otros usados durante su precoz carrera criminal, tales como Al Brown o Tony Capone.La promulgación en 1919 (y la entrada en vigor en enero de 1920) de ladecimoctava enmienda o Ley Volstead, conocida popularmente como la Ley seca, prohibió la producción, importación y consumo de bebidas alcohólicas. El puritanismo de sus promotores culpaba a este consumo de todos los males del hombre. Con su desaparición, se auguraba el fin de la delincuencia y el amanecer de una nueva era de prosperidad moral. a nueva legislación no produjo los resultados esperadosaunque, en efecto marcó una nueva era: la de los delincuentes ansiosos de enriquecerse a costa de la “sed” de los ciudadanos.En 1919 Capone, con varios asesinatos en su haber, se trasladó a Chicago a requerimiento de Johny Torrio. Su destino: trabajar como guardaespaldas de Big Jim Colosimo. Torrio había sido un cabecilla de los Five Points. De ahí partía su relación con Capone. Se había trasladado ala ciudad de los grandes lagos para trabajar a las ordenes de Colosimo, pariente político que controlaba una importante variedad de actividades ilegales, entre las que destacaban clubes y prostíbulos. Además, poseía importantes contactos con políticos locales, que utilizaban a sus matones para amedrentar a los rivales o deshacerse de ciertos candidatos. Tras el asesinato de Colosimo, Torrio sehizo cargo de la organización y pronto se convirtió en el mayor contrabandista de licor de la zona, encargando a Capone la supervisión del juego ilegal.En ese momento, comenzó la ascensión de nuestro personaje hacia la cumbre. Estaba en el momento exacto: el comienzo de la prohibición. Y en el lugar exacto: Chicago. Probablemente se trataba de la ciudad más corrupta de los Estados Unidos, con lasautoridades contaminadas en alto grado por la maquinaria criminal: desde el policía de menor rango hasta el mismísimo gobernador del estado de Illinois.La administración de justicia era prácticamente inexistente en la década de los veinte. La mayoría de los casos contra criminales no prosperaban o eran desestimados, y las pocas causas que llegaban a juicio tenían posibilidades mínimas de acabar en...
tracking img