Al ritmos de la cerveza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1050 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Al ritmo de la cerveza

Camino hacia el km 30 de la panamericana norte, domingo 13. Puente Piedra, un distrito pujante, lleno de sueños y deseos de superación, a lo lejos se puede observar el óvalo “Puente piedra”. Una gran multitud rodeaba un gran mercado mayorista denominado “Huamantanga”, la multitud de personas estaban impacientes de ingresar y festejar los 14 años de la asociación “Selvaoriental” (grupo de administradores del mercado).
La asociación junto con el alcalde del distrito, Renàn Espinoza, organizaron el evento, prometiendo a las masas los mejores grupos de música folclkórica como “La flor de Huaroma”, “ Las muñequitas de Sally”, “La orquesta las Huaracinas de Ancash”, también fue “La progresiva del Callao”, “Grupo guinda”, y “kaliente” de Iquitos, entre otros.
Sonaproximadamente las 6:30 pm y la gran cochera del mercado se estaba llenando de personas poco a poco, pasó 15 minutos y se llenó un poco menos de la mitad. Salió el “Grupo Guinda”, la gran algarabía de la multitud era ensordecedora, se observaba a las personas caminar de un lado a otro, y uno se preguntaba porque, de pronto dos señores uno tras otro, cargando una caja de cerveza, después de ver aestos dos señores un gran número de cajas venían tras ellos, llevándolos hacia su grupo de amistades. Las personas tomaban al ritmo de la música y cantaban a viva voz, como un desahogo del estrés y las penas que pasan a diario.
Las mayoría de personas eran comerciantes del mismo mercado, ellos tenían sus chacras en la zona de Huaral, tal como me comentó Raquel, una señora que tenía mas o menos 50años de edad, de pelo ensortijado, manos ásperas típica de las personas que trabaja en el campo. Ella se dedicaba al negocio de la fresa, me comenta que sus fresas son unas de las mejores calidad, “aquí hay mucha envidia, no puedes confiarte” agregó. Al pasar los minutos, Raquel me miraba constantemente y me dijo: ¿tú no eres de aquí? .No, contesté tímido. ¿Y que haces por aquí? Le mentí diciéndoleque me gustaba la música folclkórica, creo que no me creyó mucho, pero igual me invitó una cerveza, ¿tomas? Ya un vaso, agregué.Me llevo a su grupo de amigos donde todos eran comerciantes y productores de frutas y verduras, uno que otro tenía una empresa de camiones.
Al pasar de las horas, entre alcohol, música y cigarros, la gente seguía abasteciéndose de cervezas, tomaban y bailaban al ritmo delhuayno de la “flor de Huaroma”, quien cantaba canciones de amor, desilusión, y también sobre el esfuerzo, temas que las personas coreaban casi ebrios, pude percibir alegría y gozo.

El ambiente era contagiante, al igual que la alegría que desprendían cada uno de los espectadores del mega evento. Le comenté a Raquel que me gustaría conocer a la orquesta de “Las Huaracinas de Ancash” ya que mellamó mucho la atención por la peculiaridad del nombre. Me contestó, vamos yo te llevo. Me produjo una gran duda, me demoré en contestarle y se me vino a la cabeza la frase que horas antes me había dicho: “aquí hay mucha envidia, no puedes confiarte”, con inseguridad le contesté, sí. Salimos de la multitud de las personas y entramos por unas vallas que separaban el escenario con la gente, a espaldasdel escenario, estaba una especie de cuarto pequeño, algo rustico, afuera de este se encontraba la Orquesta y Raquel me dijo:”ahí los tienes”.
Me acerqué, los saludé y comencé a entablar una conversación con ellos ganándome su confianza. Era una orquesta de 10 personas, vestían con terno negro, igual que sus zapatos. Al pasar de los minutos les pregunté ¿Cómo así se conocieron? El que enapariencia se veía mas viejo me contestó: “soy de Ancash y comencé el grupo… mi amigo Alberto, quien toca la trompeta se nos unió… así fuimos buscando personas para tener una agrupación. “
¿Y ahora que son conocidos, que sienten? “La vida de todos los que estamos aquí ha sido difícil, venimos desde Ancash para triunfar y ver a la gente cantar nuestra música, es muy especial para nosotros, pero...
tracking img