Al vendedora de flores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (532 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La vendedora de flores
Mario Gutiérrez Fuentes

Ese primero de julio, la mañana se vaciaba en copiosos chorros de luz que inundaban todos los rincones a su alcance; el lugar lleno de mantas concientos de matices, un piso hecho vereda, de tierra húmeda y firme; detrás de los generosos vendedores sólo se distinguían enormes praderas. De un lado al otro caminaban las mujeres con sus coloridosrebozos, sus bolsas y canastas que desparramaban hierbas y verduras; los hombres con viejos sombreros y frentes desgastadas por la provincia y la cotidianeidad, los niños con las cabezas despeinadas, derostros morenos y en el mejor de los casos enseñando los ombligos con sus pequeñas camisas que les habían encogido los años. Caminaba con paso lento, devorando con los ojos todo aquello con lo quetropezaba, sandías exóticas, sugerentes naranjas, tunas rojas, mangos colorados, hierbabuena y eucalipto incitantes. Algunos perros que jugaban pasaron raudos a mi lado, seguían a aquel niño que llevabauna enorme cinta roja agitada por el aire y atada a la mano izquierda; corría entre los puestos, su carita quemada por unos cuantos veranos pintaba una enorme sonrisa, con enormes dientes de maízblanco. Emprendí la tarea de seguirle, él delante y yo detrás de los perros, que como yo se hallaban hipnotizados por aquel listón rojo; al llegar casi al final del mercadito, el niño comenzaba aperderse de mi vista y los ladridos a alejarse. Mis pupilas instintivamente miraron hacia donde te encontrabas, tan brillante, cubierta con un hermoso vestidito blanco y con los pies descalzos, los cabellosnegros descendían como ríos de aquellas colinas formadas por tus desnudos hombros; tu cariz de piel caoba y ojos de encantadora, tus manos limpias que salpicaban de agua las rosas, herberas, nardos,gladiolas, margaritas y claveles. Me detuve frente a ti sin cruzar una sola palabra y al momento de querer saber tu nombre, las mujeres y los hombres que por ahí pasaban en una multitud de voces...
tracking img