“Al ver a la chica 100% perfecta, una bella mañana de abril”

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1447 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“ Als ich einen schönes Morgens das 100%ige Mädchen sah “


“Al ver a la chica 100% perfecta, una bella mañana de abril”


Una bella mañana de abril, en una estrecha calle del elegante barrio de Harajuku en Tokio, pasé al lado de la chica 100% perfecta.

Siendo sincero, no es tan bonita. No destaca en ninguna forma. Su ropa no es nada especial. La parte trasera del cabello continuadoblada de haber dormido. No es joven, tampoco – debe estar cerca de los treinta, nada cerca a una “chica”, hablando propiamente. Pero aún así, me doy cuenta a 45 metros de distancia: que ella es la chica 100% perfecta para mí. El momento en que la veo, hay una resonancia en mi pecho y mi boca está tan seca como un desierto.

Quizás tú tengas tu propio estilo de chica – aquella con tobillos delgados,por decirlo, ojos grandes, o dedos agraciados, o te sientas atraído sin ninguna razón aparente hacia chicas que se toman su tiempo con cada comida. Yo tengo mis preferencias, por supuesto. Algunas veces en un restaurant me pierdo contemplando a una chica en la mesa contigua solo por la forma de su nariz.

Pero nadie puede insistir en que su chica 100% perfecta corresponde a algún estilopreconcebido. Así como me gustan las narices, no puedo recordar la forma de la suya – o incluso si tenía una. Todo lo que puedo recordar con claridad es que ella no era una gran belleza. Es extraño.

“Ayer por la calle me crucé con la chica 100% perfecta”, le diré a alguien.
“Si?” el dirá. “Linda?”
“En realidad no”.
“Tu estilo favorito, entonces?”
“No sé. No creo poder recordar nada sobre ella – laforma de sus ojos o el tamaño de sus pechos”.
“Raro”.
“Si, extraño”.
“Bueno, de todas maneras” el dice, ya aburrido, “qué hiciste? Le hablaste? La seguiste?”
“No, sólo pasé a su lado por la calle”

Ella camina de este a oeste y yo de oeste a este. Es realmente una bonita mañana de abril.

Desearía poder hablarle. Media hora sería suficiente: sólo preguntarle sobre ella, contarle sobre miy–lo que verdaderamente quisiera hacer-es explicarle acerca de las complejidades del destino que hicieron que pasemos al lado del otro por un lado de la calle Harajuku una bella mañana de abril en 1981. Esto era algo que seguramente estaría colmado de inocentes secretos, como un antiguo reloj construido cuando la paz reinaba en el mundo.

Después de hablar, almorzaríamos en alguna parte, tal vezveríamos una película de Woody Allen, nos detendríamos en el bar de un hotel a beber cocteles. Con algo de suerte, podríamos acabar en la cama.

La potencialidad llama a la puerta de mi corazón.
Ahora la distancia entre los dos se ha reducido a menos de quince metros.
Cómo puedo acercarme? Qué debería decirle?
“Buenos días, señorita. Cree usted que podría regalarme media hora para conversar unpoco?”
Ridículo. Sonaría como un vendedor de seguros.
“Perdóneme, por si acaso sabe si hay alguna lavandería abierta las 24 horas en el barrio?
No, esto es igual de absurdo. Por un lado, no llevo ropa sucia. Quién creería una frase como esa?
Tal vez lo mejor sea la simple verdad. “Buenos días. Tú eres la chica 100% perfecta para mi”.
No, ella no lo creería. O incluso si lo hiciera, podría noquerer hablar conmigo. Lo siento, podría decir, puede que yo sea la chica 100% perfecta para ti, pero tú no eres el chico 100% perfecto para mi. Podría pasar. Y me encontraría en una situación, en la que probablemente me desmoronaría a pedazos. Nunca me recuperaría del shock. Tengo treinta y dos, y de eso se trata el ir haciéndose viejo.

Pasamos en frente de una florería. Un pequeño y tibioaire toca mi piel. El asfalto está húmedo, y percibo la fragancia de rosas. No puedo animarme a hablarle. Ella lleva un suéter blanco, y en la mano derecha agarra un sobre blanco al que le falta una estampilla. Entonces: ella le escribió una carta a alguien, tal vez pasó toda la noche escribiendo, a juzgar por su mirada somnolienta. El sobre podría contener todos los secretos que tuvo alguna vez....
tracking img