Alabanza

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1732 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PODER DE LA ALABANZA MERLIN R. CARROTHERS Este libro fue pasado a formato digital para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HERNÁN Para descargar de Internet: “ELEVEN” – Biblioteca del Nuevo Tiempo Rosario – Argentina Adherida a: Directorio Promineo: www.promineo.gq.nu Libros de Luz: http://librosdeluz.tripod.com
ElPoder de la Alabanza Merlín R. Carrothers Digitalizador: @ Ricardo y Carla (España) L-01 – 11/09/03 ÍNDICE: INTRODUCCIÓN ESCUCHEN LAS BUENAS NUEVAS PODER ILIMITADO CUÉNTELO GOZOSAMENTE CUANDO CAEN LOS PAJARILLOS FUERA LAS MURMURACIONES EL GOZO DEL SEÑOR CONTRAPORTADA “El Poder de la Alabanza” le proporciona al lector una manera extraordinaria de afrontar circunstancias que parecen no tener salida.El capellán, Merlin R. Carrothers, ingresó al ejército en 1943 y prestó servicios en la Segunda Guerra Mundial en Francia, Alemania y Bélgica. Asistió a la Universidad Marion (Indiana) y al Seminario Asbury (Kentucky) para asumir el pastorado en una iglesia metodista en Clypool (Indiana) Se retiró del ejercito en 1971 como Capellán Teniente Coronel. En este libro se narra cómo la dinámicaespiritual de la alabanza revoluciona vidas. Alabar según el diccionario, significa ensalzar, celebrar, elogiar, aclamar expresando también aprobación. El alabar, entonces significa que aceptemos, o que estamos de acuerdo con lo que aprobamos. De modo que, alabar a Dios por una situación difícil, una enfermedad o una desgracia, significa literalmente que aceptamos o aprobamos lo que está ocurriendo comoparte del plan de Dios para nuestra vida.

INTRODUCCIÓN

Durante treinta años el padre de Jim había sido alcohólico. Todos aquellos años, la madre de Jim y, más tarde, Jim y su joven esposa, rogaron a Dios que le sanara, pero sin resultado aparente. El padre de Jim no quería admitir que tuviera un problema con el alcohol y se ponía furioso sí alguien le mencionaba algo sobre religión. Undía, Jim me oyó decir algo sobre el poder que se experimenta cuando empezamos a alabar a Dios por cada cosa en nuestra vida, en lugar de interceder para que cambie las circunstancias que nos son dolorosas. Jim puso la cinta magnetofónica de esta reunión una y otra vez para que la oyesen sus amigos. Pero un día se dio cuenta de que el mismo nunca había intentado dar gracias a Dios por la condición desu padre. Enseguida fue a buscar a su esposa para hacerle partícipe de este pensamiento. —¡Querida —le dijo— demos gracias a Dios porque él ha permitido que nuestro padre tenga esta tentación con el alcoholismo y alabémosle porque ello es parte de su plan maravilloso para su vida! Durante el resto de aquel día dieron gracias y alabaron a Dios por cada aspecto de esta situación y, al anochecer,sintieron una emoción y una expectación nuevas. Al día siguiente, los padres fueron a comer a casa del hijo como tenían la costumbre de hacer todos los domingos. De ordinario, el padre de Jim se quedaba el menor tiempo posible después de la comida, marchándose enseguida Pero esta vez, de repente, y mientras tomaba una taza de café, hizo una pregunta muy significativa: Qué piensan en cuanto a estemovimiento denominado Revolución de Jesús? —Preguntó dirigiéndose a Jim—. He leído algo acerca del mismo en el diario la otra noche. ¡Se trata sólo de una novedad o es algo real que experimentan esos muchachos que estaban drogados?. La pregunta llevó a una larga discusión acerca del cristianismo, y el matrimonio mayor no se marchó hasta bien entrada la noche. Después de algunas semanas, el padre deJim reconoció su problema respecto de la bebida, se volvió a Jesucristo y fue completamente curado Ahora, él se une al resto de la familia para contar a otros lo que puede resultar de la alabanza a Dios. —Date cuenta —le dijo Jim a su esposa—.Durante treinta años le pedimos a Dios que cambiara a mi padre. Sólo durante un día le alabamos por su sabiduría de hacernos vivir con este problema, y...
tracking img