Alcance

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6677 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
7

Libro eLectrónico

El cuento de los

Mendigos

por gentiLeza de
Escuelas de

Misterios

Visítenos en www.escuelasdemisterios.es 1

www.escuelasdemisterios.es

© 2009 por Escuelas de Misterios Ediciones, SL
Gran Vía 617 Bajos 3º. 08007 Barcelona (España)
Tel: +34 3 302 74 76 - Fax: +34 3 302 38 55
E-mail: info@escuelasdemisterios.es
www.escuelasdemisterios.es
Primeraedición: febrero 2006
Asesor editorial: Enrique San Juan
Diseño gráfico y maquetación: Community Internet, SL
Corrección de estilo y tipográfica: Núria Viver Barri
Adquiera este y otros libros a través de: www.iniciatica.com
Impreso en España
Todos los derechos reservados. No está permitida la reproducción total ni parcial de este libro, ni la recopilación en un sistema informático, ni latransmisión por medios electrónicos, mecánicos, fotocopias, registros u otros métodos, salvo breves extractos a efectos de reseña, sin la autorización previa y por
escrito del editor.
2

El cuento de los 7 mendigos · Escuelas de Misterios

Libro eLectrónico

7

El cuento de los

Mendigos

por gentiLeza de

Escuelas de

Misterios

www.escuelasdemisterios.es

Visítenos enwww.escuelasdemisterios.es 3

4

El cuento de los 7 mendigos · Escuelas de Misterios

H

ace mucho tiempo, había un país sacudido por las
guerras. Mientras los hombres del pueblo, guiados
por los soldados, iban al encuentro del enemigo, éste entró a la ciudad por un sitio inesperado y encontró sin defensa a las mujeres y los niños, que huyeron a los bosques
mientras sus casas eran saqueadas eincendiadas.
En la confusión de la huida, dos mujeres perdieron
a sus hijos; una de ellas a un niño y la otra a una niña.
Ambos se habían criado juntos y así continuaron, solos
y errantes por el bosque.
Al principio, no se dieron cuenta de su situación y
pasaron muchas horas entre juegos y risas, recolectando piedrecillas y flores, pero al caer la tarde el hambre
comenzó a atormentarlos.Tomados de la mano, buscaron en vano algún alimento. En eso, les salió al encuentro un mendigo que llevaba una bolsa con provisiones
al hombro.
Los niños le pidieron algo de comer y le rogaron que
no los abandonase. El mendigo sacó de su talego pan
y otras vituallas y comieron hasta saciarse. Después les
dijo que continuaran su camino porque, desdichadamente, no podía acompañarlos. Entonces losniños se
dieron cuenta de que el mendigo era ciego y se preguntaron por qué milagro se habían encontrado con él. Antes de partir, el ciego los bendijo de este modo:
Visítenos en www.escuelasdemisterios.es 5

— Quiera el Cielo que seáis como yo.
Los niños pasaron la noche bajo un árbol y, al día siguiente, continuaron su camino. Horas después, el hambre volvió a atormentarlos. En eseinstante, salió a su encuentro otro mendigo, también con una alforja repleta.
Ambos le rogaron que les diese algo para comer, pero el
mendigo no parecía entenderlos, hasta que se percataron de que era sordo. Pero de algún modo, el mendigo
comprendió que tenían hambre, y les dio de comer todo
cuanto quisieron. También le pidieron por señas que no
los dejase solos, pero él les respondió que le eraimposible acompañarlos y los despidió con estas palabras:
— Quiera el Cielo que seáis como yo.
La historia se repitió en los días que siguieron; la tercera vez encontraron a un mendigo tartamudo, cuyas
palabras apenas se entendían; la cuarta, a un mendigo
con el cuello torcido; la quinta vez, a uno jorobado; la
sexta, a uno con las manos tullidas; la séptima a un mendigo cojo. Todos les dieron decomer abundantemente y
los despidieron con la misma frase.
Después de varios días de camino, llegaron a una aldea. Fueron de puerta en puerta pidiendo el sustento y
se fueron de allí tan bien provistos que no pudieron llevárselo todo. Entonces decidieron seguir juntos de pueblo en pueblo y mendigar de puerta en puerta dondequiera que llegasen.
Pronto se hicieron muy conocidos en todas...
tracking img