Alesana- the emptiness

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 25 (6107 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
TheEmptiness
Una historia contada a través de los manuscritos de un artista.
Prólogo: Te entregue el puñal y mi corazón.

Su fresco rubor se agotó como la sangre de sus venas sobre el lecho en el cual ella esta tendida. Una imagen tan repulsiva para contemplar, pero de algún modo enfermizo sólo pareció realzar su exquisita belleza, como un lirio sobre una tumba. Hoy es 16 de abril de 1898.Soy un artista de diseño que vive en una pequeña ciudad llamada Slough, que está situada a diecinueve millas al oeste de Charing Cross por las afueras de Greater London. Estoy aquí para contarte una historia. Una historia que atormentará tu mente de día y envenenará tus sueños de noche. Y aunque haré todo lo posible, no hay palabras escritas ni pinceladas puestas sobre el lienzo que puedan describirla maldad y el horror de aquella noche en la que Annabel murió. El vacío te atormentará…

Capítulo I: Unos ojos vacíos revelan un rostro perverso.
Mis ojos se abren por el escozor de la luz del sol. Algo está mal. No sientes que reina la maldad cuando te despiertas de un mal sueño, pero algo realmente está mal. Una sensación de pánico y de desesperación recorre por mis venas con tal rapidezque salto de la cama sin considerar que inevitablemente mi cabeza se golpeará con el soporte de mi cama.¿Qué es ese olor? Es tan extraño. La única cosa que reconozco es el aroma de Annabel, pero es como si algo completamente podrido ocultara su habitual fragancia seductora. ¿Por qué tiemblo? ¿Estoy equivocado con respecto a lo del sueño? Quizás estoy atrapado en los últimos segundos de una pesadillatan horrorosa que aún permanezco de pie despierto y no puedo escapar de su aprehensión. Un sorbo de agua y un momento para encontrarme a mí mismo debería ayudarme a unir las piezas. ¿Dónde estuve anoche? ¿Qué hice? Recuerdo la cena, bebidas, risas. Recuerdo que hice el amor con Annabel. Recuerdo que pinte. Sí, mi bosquejo, mi última obra maestra. Oh, no puedo esperar a que mi dulce amor vea mimejor logro hasta ahora. Esto lo hice por ella. Yo debería despertarla, estoy demasiado ansioso como para dejar que su sueño se prolongue.
Tiendo la mano con cuidado para sacar a Annabel de su sueño y descubro que mis manos están cubiertas de sangre. El olor, el estremecimiento, el pánico. Contra mi voluntad, giro y veo la horrorosa escena en la cama donde dormí. La áspera realidad que estoyviendo me cubre mientras caigo gritando de rodillas, llorando, sintiendo náuseas. Esto no puede estar pasando. Aún estoy dormido, nunca desperté. Avanzaré lentamente hacia la cama, estrecharé entre mis brazos a mi dulce Annabel, y en las señales del amanecer acariciare suavemente sus labios. Con toda mi fuerza me tiro en la cama y muevo suavemente a la mujer con la que he compartido siete años de mivida. Ese fue el momento en que con mucho dolor noté la belleza angelical de sus ojos. Tan sosegados, tan compasivos, y ahora aparentemente infinitos, aún perfectos. Su lozana piel encendida, ahora se ahoga en un charco de color carmesí.
No estoy seguro que atrajo mi atención hacia el espejo sobre la pared. No estoy diciendo que si no hubiera reflexionado sobre la funesta mañana las cosas al finalhabrían sido distintas. Todo lo que sé es que hasta el día en que muera nunca volveré a dormir. En la revelación del misterio después de las últimas horas de vida de Annabel, el viejo y quebrado espejo que ha estado colgado en mi cuarto hasta donde puedo recordar mostró algo absolutamente claro. Yo, el Artista, maté al único amor que alguna vez conocí, Annabel.

Capítulo II: Sudorosas manosfallarán al cerrarla puerta
Un espejo nunca miente. Ellos lo saben. Todos lo saben. ¿No ves lo que ellos ven? Un espejo nunca miente. Yo veo lo que ellos ven. Todos lo saben. Todos lo saben.
Yo siempre estuve fascinado por el absoluto y completo poder que la mente humana posee por encima de lo que los ojos ven. En algún lugar en la creación de miles de sinapsis y posibilidades, el cerebro a veces...
tracking img