Algo cayo del cielo de eddy sousa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5456 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Obra
Algo cayó del cielo






Autor

Eddy Díaz Souza









Publicaciones:

Díaz Souza, Eddy. Algo cayó del cielo. Ollantay Theater Magazine, XIV(27-28), 2006. — pp. 209-225.

Díaz Souza, Eddy. Teatro para niños. Dos obras : Alas de primavera. Algo cayó del cielo / Eddy Díaz Souza. — Puerto La Cruz, Venezuela : Ediciones Arey, Ateneo Cecilio Acosta, Puertoteatro, 2007.— 56 p.

©Eddy Díaz Souza. Caracas, 2006.
RESERVADO todos los derechos. Prohibido cualquier uso que se le quiera dar a esta obra, incluyendo la reproducción total o parcial de la misma, sin la autorización escRita del autor. Para gestionar este permiso o cualquier otra información, escribir al correo electrónico de Ed Souza: souza.e@gmail.com

Algo cayó del cielo



PersonajesRita
Toda una señora rata.

Norma
Cucaracha vieja, tuerta y medio sorda.
Arrastra un pesado bolso en el que guarda todo lo que encuentra.

Serafín
Grillo apuesto, atlético y audaz.

Pichurro
Un perro sarnoso que vive en el parque.

Leandro
Sapo cirquero, tragafuegos, tragaespadas y embustero.

Lila
Hormiga.

Rosa
Hermana gemela de Lila.

Malandro
Gato con parche en el ojo; muypeligroso.







ESCENA I
Parque solitario. La luz de la luna ilumina la fuente.

RITA. (Buscando.) ¡Una monedita! ¡Una monedita! (Se asoma a la fuente.) ¡Ay, qué moneda tan clara y brillante! La luna se mira en el agua. Si pudiera tenerla… (Quejosa.) Si tuviera una moneda para cambiarla por un dientecito de leche.

NORMA. (Buscando entre las piedras de la fuente.) Tú ytus dientes de leche… Como si el tiempo se hubiera detenido…

RITA. ¡Ay, señora Norma, usted y su apatía!

NORMA. Ver para creer, esa es mi filosofía. Pero tú…

RITA. Lo mío es la alegría… Cuando era muchacha entraba a las casas de nochecita y, en puntas de pie, cual bailarina silenciosa, me colaba en el cuarto de los niños. Por un diente daba una moneda. Por una moneda… (Ríe.) No se imaginausted cuánta dicha.

NORMA. (Irónica.) ¡Oh, sí! Pero, dime amiga Rita, ¿qué hacías tú con tanto diente de leche?

RITA. Los lanzaba a la fuente, claro. ¿No sabe usted que la luna se embellece con polvos de dientes de leche?

NORMA. ¿Qué cuentas?

RITA. Eso: que el polvo con que la luna se empolva la cara es polvo de dientes de leche.

NORMA. ¡Qué trabalenguas mija!

RITA. Por cadadiente lanzado a la fuente, la luna cumple un deseo.

NORMA. ¿En serio? ¿Y qué le has pedido tú?

RITA. ¿Yo? ¿Para mí? Nada... Lo que pasa es que últimamente no he podido entrar a las casas.

NORMA. Es lo que digo: no sólo de ilusión debe vivir una rata.

RITA. ¿Y qué otra cosa puedo hacer?

NORMA. Ver y recoger. Como yo, por ejemplo. Tengo un bolso repleto de cosas que la gente va tirandopor aquí, por allá… Nada de basuras, ¿eh? Sólo objetos importantes, significativos, trascendentales…

Se escucha un fuerte ruido, seco, como de un cuerpo pesado que cayera a tierra.

RITA. ¿Oyó eso, señora Norma?

NORMA. ¿Oír? Tanto como oír, oír… no. Soy medio sorda.

RITA. ¿Qué habrá sido?

Pasa Serafín, corriendo.

NORMA. Cuando grillo vuela, detrás viene tormenta.SERAFÍN. (Llegando a la fuente. Cansado.) ¡Buenas noches, señoras!

RITA. Buenas noches, Serafín.

NORMA. ¿A qué se debe tanta carrera?

SERAFÍN. ¿Cómo, no lo vieron?

NORMA. ¿Qué me perdí?

RITA. Estábamos hablando…

NORMA. Asuntos de mujeres…

RITA. Cuando sentí… como un temblor…

NORMA. Yo ni oí ni vi nada… Tengo problemas de audición… Y de la vista, ni se diga… Pero tú, ¿quéviste tú?

SERAFÍN. No podría asegurarlo… Algo cayó del cielo.

El cielo se oscurece. Rita, grita.

NORMA. ¡Dios de los insectos! ¿Por qué gritas mujer?

RITA. ¡La luna! Se cayó la luna… ¿No lo ven?

Todos miran al cielo.

SERAFÍN. ¿Habrá sido la luna?

NORMA. (Sorda.) ¿Qué preguntan?
RITA. La luna, señora Norma… ya no está en el cielo…

NORMA. No, nunca usé velo… De...
tracking img