Algo va mal, tony judt - resumen

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1787 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
1 - Introducción.

“Algo va mal” es un testamento político del autor, Tony Judt, donde analiza la construcción histórica de los Estados de Bienestar en su doble vertiente anglosajona (de herencia keynesiana y laborista) y europea continental (de herencia socialdemócrata) y defiende la tesis de que para un mundo mejor sólo es posible el capitalismo reformado o controlado por alguna de estasherencias en su versión seria, es decir, no en la versión de gente como, por ejemplo, Blair.

El libro es un valiente manifiesto: una declaración de principios progresistas, vindicación de la legitimidad de los público y de lo universal como valores de la izquierda en una época en la que sólo lo privado y lo particular parece respetable, o peor aún, eficiente y moderno. Se trata de un llamamientoapasionado a resucitar en los jóvenes el compromiso político y las causas comunes.


2 - Recensión.

Escrita en condiciones infaustas, el libro es una intentona desesperada y romántica para poner en su sito a aquellos que pretenden ponerle un candado a la historia. El historiador embiste contra nuestro tiempo, declarando de entrada que "hay algo profundamente erróneo en la forma en que vivimoshoy". Atenta contra las dos últimas décadas de paz económica del libre mercado, contra la obsesión por la creación de riqueza, contra el culto a la privatización y el sector privado.

Su ensayo es una disconforme crítica al "consenso de Washington" en torno al neoliberalismo. Propone, una reivindicación de ciertas nociones básicas de las socialdemocracias y del Estado del Bienestar, aunque,claro, sin caer en una estéril nostalgia. En realidad, el texto está lleno de críticas a la izquierda y al socialismo, a su falta de relato e impotencia y, en última instancia, a su fracaso histórico.

Como una metáfora de su propia lucha, el libro es un apasionado alegato a favor de lo público, del bienestar colectivo, amenazado por el individualismo mercantilista.

Tras la catástrofe que fueronlas dos Guerras Mundiales, Estados Unidos y Europa llegaron a un consenso: el Estado podía y debía intervenir “para compensar las insuficiencias del mercado”. Los actores de tal consenso no eran gente que hoy consideraríamos progresista sino hombres de instinto conservador y elitista como Keynes, Attlee, Roosevelt, De Gaulle que habían sentido un genuino horror ante la inestabilidad socialprovocada por las guerras, y que comprendieron que el mejor modo de cancelar la posibilidad de un retorno a ese infierno era reducir la desigualdad, el desempleo y la inflación al mismo tiempo que se mantenía un gran espacio para el mercado y las libertades públicas, todo ello bajo estricta regulación estatal.

Durante los treinta años siguientes ese consenso se mantuvo: fueran demócratas orepublicanos quienes gobernaran en Estados Unidos o quienes lo hicieran en los países de Europa, no hubo grandes disensiones: los Estados debían proveer infraestructuras, medios de transporte públicos, subsidios al desempleo, viviendas protegidas, sanidad subvencionada, acceso a la cultura, límites de precios y mecanismos de ascenso social a todos los ciudadanos. La fórmula funcionó, afirma Judt: en EstadosUnidos y Gran Bretaña se redujo la brecha entre ricos y pobres, Alemania se levantó de dos derrotas en una sola generación, Francia vio cómo el empleo se volvía seguro y en el norte de Europa se forjaron sociedades muy estables.

Pero ese consenso, prosigue, se rompió en el transcurso de una sola década, entre mediados de los sesenta y mediados de los setenta. Por un lado, los jóvenes de laNueva Izquierda, con su confusa amalgama ideológica de maoísmo, libertad sexual, ecología y psicoanálisis, se hartaron del paternalismo del Estado, del bienestar adocenado, de los maestros autoritarios, y rompieron con la socialdemocracia. Era el 68 y sus aledaños. Por otro lado, en el extremo opuesto del arco, una parte de la derecha, llevada por las ideas de los pensadores austriacos, que tras su...
tracking img