Algunas cuestiones actuales de teología

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 63 (15749 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 18 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Algunas cuestiones actuales de escatología (1990)
Introducción: La perplejidad hoy frecuente ante la muerte y la existencia después de la muerte
La esperanza cristiana de la resurrección
1. La resurrección de Cristo y la nuestra
2. La parusía de Cristo, nuestra resurrección
3. La comunión con Cristo inmediatamente después de la muerte según el Nuevo Testamento
4. Larealidad de la resurrección en el contexto teológico actual
5. El hombre llamado a la resurrección
6. La muerte cristiana
7. El «consorcio vital» de todos los miembros de la Iglesia en Cristo
8. Purificación del alma para el encuentro con Cristo glorioso
9. Irrepetibilidad y unicidad de la vida humana. Los problemas de la reencarnación
10. La grandeza del designio divino yla seriedad de la vida humana
11. La ley de la oración-la ley de la fe
Introducción
La perplejidad hoy frecuente ante la muerte y la existencia después de la muerte
1. Sin la afirmación de la resurrección de Cristo la fe cristiana se hace vacía (cf. 1 Cor 15, 14). Pero al haber una conexión íntima entre el hecho de la resurrección de Cristo y la esperanza de nuestra futura resurrección (cf.1 Cor 15, 12), Cristo resucitado constituye también el fundamento de nuestra esperanza, que se abre más allá de los límites de esta vida terrestre. Pues «si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, somos los más dignos de compasión de todos los hombres» (1 Cor 15, 19). Sin tal esperanza sería imposible llevar adelante una vida cristiana.
Esta conexión entre la firmeesperanza de la vida futura y la posibilidad de responder a las exigencias de la vida cristiana se percibía con claridad ya en la Iglesia primitiva. Ya entonces se recordaba que los Apóstoles habían obtenido la gloria por los padecimientos; y también aquellos que eran conducidos al martirio, encontraban fortaleza en la esperanza de alcanzar a Cristo por la muerte, y en la esperanza de la propiaresurrección futura. Los santos hasta nuestros tiempos, movidos por esta esperanza o apoyados en ella, dieron la vida por el martirio o la entregaron al servicio de Cristo y de los hermanos. Ellos ofrecen un testimonio, mirando al cual los demás cristianos en su camino hacia Cristo se hacen más fuertes. Tal esperanza levanta el corazón de los cristianos a las cosas celestes, sin separarlos de cumplirtambién las obligaciones de este mundo, porque «la espera [...] de una nueva tierra no debe debilitar, sino más bien alentar, la solicitud por perfeccionar esta tierra».
Sin embargo, el mundo actual pone múltiples insidias a esta esperanza cristiana. Pues el mundo actual está fuertemente afectado por el secularismo «el cual consiste en una visión autonomista del hombre y del mundo, que prescindede la dimensión del misterio, la descuida e incluso la niega. Este inmanentismo es una reducción de la visión integral del hombre». El secularismo constituye como la atmósfera en que viven muchísimos cristianos de nuestro tiempo. Sólo con dificultad pueden librarse de su influjo. Por ello, no es extraño que también entre algunos cristianos surjan perplejidades acerca de la esperanza escatológica.Frecuentemente miran con ansiedad la muerte futura; los atormenta no sólo «el dolor y la progresiva disolución de su cuerpo, sino también, y mucho más, el temor de una perpetua desaparición». Los cristianos en todos los tiempos de la historia han estado expuestos a tentaciones de duda. Pero, en nuestros días, las ansiedades de muchos cristianos parecen indicar una debilidad de la esperanza.
Como«la fe es garantía de lo que se espera, la prueba de las realidades que no se ven» (Heb 11, 1), convendrá tener más constantemente presentes las verdades de la fe católica sobre la propia suerte futura. Intentaremos reunirlas en una síntesis, subrayando, sobre todo, aquellos aspectos de ellas que pueden dar directamente una respuesta a las ansiedades actuales. La fe sostendrá a la esperanza....
tracking img