Analisis de "don segundo sombra"

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1981 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 10 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
ESCUELA NORMAL SUPERIOR BENAVENTE
MODALIDAD MIXTA
LICENCIATURA EN ESPAÑOL, SEXTO GRADO
LITERATURA HISPANOAMERICANA
ALUMNA ANA LAURA SOLIS FLORES

ANÁLISIS DEL LIBRO “DON SEGUNDO SOMBRA”

• TEMA:

El desarrollo espiritual y físico de un adolescente huérfano que madura y se va haciendo hombre con las enseñanzas de un gaucho cabal al que admira profundamente.

“Cincoaños habían pasado sin que nos separáramos ni un solo día, durante nuestra penosa vida de reseros. Cinco años de esos hacen de un chico un gaucho, cuando se ha tenido la suerte de vivirlos al lado de un hombre como el que yo llamaba mi padrino. Él fue quien me guió pacientemente hacia todos los conocimientos de hombre de pampa. Él me enseñó los saberes del resero, las artimañas del domador, elmanejo del lazo y las boleadoras, la difícil ciencia de formar un buen caballo para el aparte y las pechadas, el entablar una tropilla y hacerla parar a mano en el campo, hasta poder agarrar los animales dónde y cómo quisieras. Viéndolo me hice listo para la preparación de lonjas y tientos, con los que luego hacía mis bozales, riendas, cinchones, encimeras, así como para ingerir lazos y colocarargollas y presillas.
Me volví médico de mi tropilla, bajo su vigilancia, y fui baquiano para curar el mal del vaso dando vuelta la pisada, el moquillo con la medida del perro o labrando un fiador con trozos de un mismo maslo, el mal de orina poniendo sobre los riñones una cataplasma de barro podrido, la renguera de arriba atando una cerda de la cola en la pata sana, los hormigueros con unachaira caliente, los nacidos, cerda brava y otros males, de diferentes modos.
También por él supe de la vida la resistencia y la entereza en la lucha, el fatalismo en aceptar sin rezongos lo sucedido, la fuerza moral ante las aventuras sentimentales, la desconfianza para con las mujeres y la bebida, la prudencia entre los forasteros, la fe en los amigos.
Y hasta para divertirmetuve en él a un maestro, pues no de otra parte me vinieron mis floreos en la guitarra y mis mudanzas en el zapateo. De su memoria saqué estilos, versadas, y bailes de dos, e imitándolo llegué a poder escobillar un gato o un triunfo y a bailar una huella o un prado. Coplas y relaciones sobraban en su haber para hacer sonrojar de gusto o de pudor a un centenar de chinas.
Pero todo eso no erasino un resplandorcito de sus conocimientos y mi admiración tenía donde renovarse a diario.
¡Cuánto había andado ese hombre!
En todos los pagos tenía amigos, que lo querían y respetaban aunque poco tiempo paraba en un punto. Su ascendiente sobre los paisanos era tal que una palabra suya podía arreglar el asunto más embrollado. Su popularidad empero, lejos de servirle, parecíafatigarlo después de un tiempo.

Una virtud de mi protector me fue revelada en las tranquilas pláticas de fogón. Don Segundo era un admirable contador de cuentos, y su fama de narrador daba nuevos prestigios a su ya admirada figura. Sus relatos introdujeron un cambio radical en mi vida. Seguía yo de día siendo un paisanito corajudo y levantisco, sin temores ante los riesgos deltrabajo, pero la noche se poblaba ya para mí de figuras extrañas y una luz mala, una sombra o un grito, me traían a la imaginación escenas de embrujados por magias negras o magias blancas.
Mi fantasía empezó así a trabajar, animada por una fuerza nueva, y mi pensamiento mezcló una alegría a las vastas meditaciones, nacidas de la pampa.
A esa altura de mis mecedoras evocaciones, elbayo Comadreja dio una espantada que casi me quita el maneador de entre las manos.”( Capítulo10, páginas 93, 94 y 95)
• ESPACIO:

1. La finca donde Fabio conoce a Don segundo
“Mi primer pensamiento fue para el día anterior: mi huída, el éxito de mi treta para preceder a don Segundo en la estancia de Galván …”

2. La casa de las tías
“En una de esas...
tracking img