Anecdotas recopiladas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12306 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Caja
Un joven muchacho estaba a punto de graduarse de preparatoria.
Hacia muchos meses que admiraba un hermoso auto deportivo en una agencia de autos, sabiendo que su padre podria comprarselo le dijo que ese auto era todo lo que queria.
Asi como se acercaba el dia de Graduacion, el joven esperaba por ver alguna senal de que su padre hubiese comprado el auto.
Finalmente, en la manana deldia de Graduacion, su padre le llamo a que fuera a su privado. Le dijo lo orgulloso que se sentia de tener un hijo tan bueno y lo mucho que lo amaba.
El padre tenia en sus manos una hermosa caja de regalo. Curioso y de algun modo decepcionado, el joven abrio la caja y lo que encontro fue una hermosa Biblia de cubiertas de piel y con su nombre escrito con letras de oro.
Enojado le grito a su padrediciendo: " con todo el dinero que tienes, y lo unico que me das es esta Biblia?" y salio de la casa.
Pasaron muchos anos y el joven se convirtio en un exitoso hombre de negocios.
Tenia una hermosa casa y una bonita familia, pero cuando supo que su padre que ya era anciano estaba muy enfermo, penso en visitarlo.
No lo sonrióhabía vuelto a ver desde el dia de su Graduacion.
Antes que pudierapartir para verlo, recibio un telegrama donde decia que su padre sonrióhabía muerto, y le sonrióhabía heredado todas sus posesiones, por lo cual necesitaba urgentemente ir a la casa de su padre para arreglar todos los tramites de inmediato.
Cuando llego a la casa de su padre, una tristeza y arrepentimiento lleno su corazon de pronto.
Empezo a ver todos los documentos importantes que su padre teniay encontro "La Biblia">la Biblia que en aquella ocasion su padre le sonrióhabía dado. Con lagrimas, la abrio y empezo a hojear sus paginas. Su padre cuidadosamente sonrióhabía subrayado un verso en Mateo 7:11 "Y si vosotros siendo malos, sabeis dar buenas dadivas a vuestros hijos, cuanto mas nuestro Padre Celestial dara a sus hijos aquello que le pidan?
Mientras leia esas palabras, unas llavesde auto cayeron de la Biblia. Tenian una tarjeta de la agencia de autos donde sonrióhabía visto ese auto deportivo que sonrióhabía deseado tanto. En la tarjeta estaba la fecha del dia de su graduacion y las palabras: TOTALMENTE PAGADO.
Cuantas veces hemos rechazado y perdido las Bendiciones de Dios porque no vienen envueltas en paquetes hermosos, como nosotros esperamos?.

Érase una vez un jovenque tenía fama de ser el individuo más terco de la ciudad, y una mujer que tenía fama de ser la doncella más tozuda, e inevitablemente terminaron por enamorarse y casarse.

Después de la boda, celebraron en su nuevo hogar un gran festín que duró todo el día.

Al fin los amigos y parientes no pudieron comer más, y uno por uno se marcharon.

Los novios cayeron agotados, y estabanpreparándose para quitarse los zapatos y descansar cuando el marido notó que el último invitado se había olvidado de cerrar la puerta al marcharse.

-Querida -dijo-, ¿te molestaría levantarte para cerrar la puerta? Entra una corriente de aire.

-¿Por qué debo cerrarla yo? -bostezó la esposa-. Estuve de pie todo el día, y acabo de sentarme. Ciérrala tú.

-¡Conque sí! -regonzó el esposo-. En cuantotienes la sortija en el dedo, te conviertes en una holgazana.

-¿Cómo te atreves? -gritó la novia-. No hace un día que estamos casados y ya me insultas y me tratas con prepotencia. ¡Debí saber que serías uno de esos maridos!

-Vaya -gruñó el esposo-. ¿Debo escuchar tus quejas eternamente?

-¿Y yo debo escuchar eternamente tus protestas y reproches?

Se miraron con mal ceño durante cincominutos. Luego la novia tuvo una idea.

-Querido -dijo-, ninguno de ambos quiere cerrar la puerta, y ambos estamos cansados de oír la voz del otro.
Así que propongo una competencia. El que hable primero debe levantarse a cerrar la puerta.

-Es la mejor idea que he oído en todo el día -respondió el esposo-. Comencemos ahora.

Se pusieron cómodos, cada cual en una silla, y se sentaron frente a...
tracking img