Angel sin alas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (654 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ayer, vague por las calles
de cualquier ciudad,
parecía que fuese la primera vez,
estaba impresionado,
absorto y sorprendido,
con sus grandes y fastuosos edificios,
sus letreros luminosos
eltrafico.. y la muchedumbre,
ese mar de gente que iba y venia sin cesar
y que por momentos me arrastraba.
El ulular de las sirenas,
el bullicio y la algarabía,
que te envuelve… que te asfixia,algo pasaba,
algo sucedia,
una extraña sensación me invadía,
una inmensa soledad me acompañaba.
Ayer vague por las calles de cualquier ciudad,
quería encontrarte
o quizá encontrarme a mi mismocamine… no sé cuantas calles,
no sé cuantas horas,
ni cuantas veces te vi…
en la calle,
en la plaza,
en la esquina,
!en todas partes te encontré!
y cuado te ví…
un remanso de paz me invadía,¡que sencillez!¡que lozanía!.
Tus ojillos traviesos,
coquetos, risueños,
semejaban dos albas… dos atardeceres,
tu risa celestial,
¡el cando! ¡el trinar de los pajarillos!
Y tu fugura graciosa,diminuta, frágil,
una flor en medio del vendaval…
el vuelo de un ave en perfecto quilibrio.
Ayer te vi,
y retrocedi en el tiempo,
¡retrocedí!
Recordé los sueños
que se tienen cuando se es como tu.¡Cuando se es niño!
cuando se es niño,
¡cuantas ilusiones!¡cuantas esperanzas!.
Cuando sea grande… seré como mi papá,
y a ti mamá…
te voy a comprar una casa muy grande
y con muchas flores,
¡voya ser abogado!
¡voy a ser presidente de la republica!.
¡Cuando se es niño!
Cuando se es niño,
¿cuántos sueños? ¡cuantos deseos!
Voy a tener mucho dinero,
voy a comprar muchos juguetes.
Cuandose es niño,
¡cuanta riqueza espiritual!
No hay codicia,
ni prejuicios,
no hay pasiones, ni avaricia,
¡solo hay amor y justicia!
Ayer te vi,
y retrocedi en el tiempo
¡retrocedí!,
recordé laescuela,
los amigos,
los regañis de papá…
y la dulzura de mamá.
No sé cuanto tiempo estuve absorto,
no sé cuanto tiempo estuve ido,
hasta que me volvió la realidad,
¡tuvoz!
¡tu lamento!
¡tu...
tracking img