Antonio gala

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 67 (16620 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
[pic]

ESCENARIO
Bastará una cámara en unos tonos neutros. Quizá alguna vaga sugerencia morisca que distinga las localizaciones.
El mobiliario imprescindible, requerido por el diálogo.
A cargo de la luz quedará lo demás.
Es importante la utilización de distintos niveles.

VESTUARIO: El vestuario, que al principio es de época, aunque no muy marcado, luego va modernizándose. Pero no se debehacer rabiosamente. Que suceda como con el lenguaje: es de hoy, lo entendemos, pero tiene no sé qué aroma ajeno al lenguaje estrictamente de hoy.

PARTE PRIMERA
En la Iglesia Mayor de Santa María de Valencia. Sobre un estrado forrado de negro, DOÑA JIMENA. Ligeramente más bajos, DONA MARÍA y MINAYA ALVAR HÁÑEZ, cada uno a un lado. En segundo término, DOÑA CONSTANZA. Las mujeres estánarrodilladas; el hombre, de pie. Ellas llevan riguroso luto; trajes largos, de corte acrónico y velados los rostros. MINAYA, un traje vagamente militar, vagamente cortesano, imposible de situar en época alguna. El OBISPO Jerónimo, en una altura muy superior, con ornamentos que pueden parecer románicos o modernísimos. Cuando se alza el telón, continúa la oración fúnebre que está pronunciando.

Jerónimo.Cuando él murió, lloró toda Europa. Se quedaron sin nadie los campos de Castilla. La cristiandad perdió su santo y seña. Cuando, hoy hace dos años, Rodrigo de Vivar cerró los ojos, murió el más grande guerrero y el más grande caudillo de que queda memoria. Nunca, desde Alejandro, hubo un hombre tan grande... A mí, que lo enterré, me pareció mentira que tan alta montaña cupiera en tan humildesparihuelas[1]. Desde ese día podemos llamarnos de tú unos a otros; ya somos todos de la misma estatura. A veces, recién rezadas vísperas[2] mientras el sol declina a los pies de un naranjo...
JIMENA. (Interrumpe[3], volviéndose un poco a DOÑA CONSTANZA.) Será en la huerta que mi marido le regaló en Juballa.
Jerónimo. (Continúa después de mirar a JIMENA.) ... me pregunto si no habremos soñado. Aveces, en esta iglesia de Santa María (Subrayando mientras mira a JIMENA, que aprueba.), de la que él tuvo a bien darme la sede, me pregunto si él no habrá sido un sueño... Si no ha existido

nunca y lo hemos inventado como se inventa la esperanza, o si, por el contrario, él no ha muerto y se abrirán las puertas de Valencia y una voz gritará: "¡Mío Cid se acerca! ¡Mío Cid

Está llegando!"...(JIMENA vuelve la cabeza como si, en efecto, fuese a aparecer alguien. María solloza apenas.) Cuando un amanecer de octubre se presentó, ante los muros de Valencia, a solas, sin recursos, sin rey y sin ejército y sin bandera por la que luchar, hubiera parecido un insensato si no fuese el héroe solitario, el mito, la encarnación de la gloria de España... Más poderoso que los reyes, repudió su destino demodesto hijodalgo, salió a ganar su pan fuera de Castilla. Desterrado, hizo y deshizo reyes con su dedo meñique... Jugaba al ajedrez sobre los anchos campos... El Dios de Sabaoth[4] lo envió con la espada a los lomos, después de haberle musitado en la oreja su consigna. Que el Dios de Sabaoth nos haga dignos de él...

(JIMENA, quizá impaciente, se mueve y hace sonar la pedrería del riquísimoceñidor que lleva a la cintura.)[5]

MARÍA. No hagas ruido.
JIMENA. Al obispo también le suenan las espuelas y yo no me he quejado.
Jerónimo. (Como si no hubiese oído.) España, que por él durará hasta el fin de los tiempos, no lo olvidará nunca. No olvidará sus ojos suaves o airados, su grito de batalla, su gesto majestuoso, su mesura... (A JIMENA se le cae el libro de Horas. MINAYA se loalcanza.)
JIMENA. (Sonriendo.) Gracias, Minaya.
Jerónimo. ...su barba nazarena, hecha un nudo como su corazón por volver a Castilla... Hace dos años hoy nos dejó solos el más honrado de los hombres. Nació en una aldehuela, murió aquí siendo príncipe. Sus hijas son señoras de Aragón y Navarra. Su progenie reinará en muchas tierras... Y con todo, yo a veces me pregunto si no habremos soñado... Pero...
tracking img