Ares y hefesto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (723 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ares y Hefesto
Ares y Hefesto eran hijos de Zeus y Hera, dios y diosa del cielo, respectivamente. Hefesto tuvo una infancia difícil pero al final se reconcilió con sus padres. Aunque la historia querelatamos aquí es ligeramente diferente, veremos que se plantean muchos temas similares.

La niñez de Ares fue totalmente distinta a la de su hermano. Cuando Ares nació, brilló una nueva luz en elOlimpo, pues, a diferencia de Hefesto, Ares era físicamente perfecto. El resplandor de su padre y la grandeza de su madre imprimieron belleza a su semblante y dotaron de hermosura y fortaleza a susespléndidos miembros.

Hera quiso averiguar qué regalo le daría Zeus a su hermoso hijo como derecho de nacimiento. Pero Zeus había repartido ya el sol y la luna, el mar y el inframundo. No se leocurría nada para darle a este hijo tan adorado por Hera. Por último, debido a que su esposa lo importunaba constantemente por el asunto, envió a su mensajero Hermes a deambular por tierra y cielo hastaencontrar un presente adecuado. Pero Hermes, también hijo de Zeus, no le tenía mucho cariño a su medio hermano Ares. Aunque el nuevo dios era apuesto ante los ojos de Hermes era torpe y arisco. Una vozgritona y una fuerte patada parecía ser todo el alcance de su talento. En parte por su lealtad a Zeus, y también en parte por maldad, llevó finalmente al Olimpo a Afrodita, la encantadora diosa delamor y el deseo, que acababa de surgir del mar. Su belleza y su gracia hacían que fuera un tributo apropiado para el nuevo niño. La propensión de esta para generar estragos era un tributo igualmenteadecuado aunque, al principio, tan solo Hermes sabía esto.

Durante la celebración de la tiesta de cumpleaños del joven dios, Hermes dejó que Ares viera a la bella Afrodita y, aunque era sólo un niño,respondió con las señales inconfundibles de la más desnuda lujuria. En ese mismo momento, Hera se acordó de repente de Hefesto, su hijo primogénito, que había estado viviendo bajo el mar, en el...
tracking img