Arte barbaro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1807 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
el de Santa María la Mayor, es la única de las basílicas mayores de Roma que ha logrado conservar su estructura original, aunque a lo largo del tiempo se han ido añadiendo algunas modificaciones. El buen pastor, un tema habitual del arte paleocristiano, representación en la catacumba de Priscila, Roma.

Se trata de elementos de un edificio visigodo, tallados a bisel como era común en esacultura. Con figuras geométricas de origen "bárbaro", y un simbolismo propio celto-nórdico, a base de círculos, estrellas, rosetas.Se trata de símbolos de carácter solar, energético, propiciatorios de las fuerzas celestes como elemento protector de las fuerzas naturales.

El ambiente religioso romano en la época de predicación del cristianismo
El mundo antiguo llega a su plena decadencia moral yreligiosa en los últimos tiempos de la República romana. La religión indígena romana ha sido recubierta por el panteón griego. Pensadores y pueblos han perdido la fe en sus dioses. Las prácticas religiosas tradicionales decaen. Augusto las restaura, pero no puede evitar su ruina. El pueblo romano, como antes el griego y el de otras partes del Imperio, buscaba con afán la manera de satisfacer susnecesidades religiosas, afiliándose a los cultos misteriosos de Oriente que le prometía otra vida mejor. Así se desarrollaron en Roma, en los primeros siglos del imperio, los cultos de Isis y Serapis, de Mithra, del dios Sol, etc. todo ello preparaba los espíritus a recibir la semilla del cristianismo, que encontró un campo abierto por la unificación del imperio.
Crecimiento del cristianismo
Lossiglos II y III fueron para la Iglesia cristiana un tiempo de expansión. Esta fue mucho más importante en las provincias orientales del imperio, en África y en las tierras occidentales más abiertas al Mediterráneo, que como siempre siguió de cauce a la principal corriente de las influencias culturales e intelectuales de Oriente.
El crecimiento de la Iglesia se puede medir, desde otro punto de vista,por los 87 obispos que participará en el concilio de Cartago, organizado por el obispo Cipriano en 256.
En Roma, el número de viudas y huérfanos que quedarán era de unos mil quinientos, lo que sugiere la existencia de una importante comunidad cristiana para sostenerlos. En Antioquía, el obispo Pablo, convicto de herejía y depuesto en 268 d.C, es calificado por un oponente como un tirano que ensu ciudad tenía más poder que el procurador imperial.
1º La predicación del cristianismo en Oriente:
Fundada la Iglesia por nuestro Señor Jesucristo, se realiza la portentosa tarea de hacer germinar la semilla recogida por un número reducido de discípulos. Estos vivieron, al principio, en comunidad, escogiendo los apóstoles a siete diáconos o ministros. La predicación se materializó en losprimeros años en las comarcas cercanas a Jerusalén y aprovechando la acogida en las comunidades judías dispersas por el mundo oriental.
El año 36, la milagrosa conversión de Saulo, judío enemigo de la Iglesia, que había contribuido al martirio del diácono San Esteban, da a la nueva doctrina su más incansable procurador. Con el nombre de Pablo viaja por numerosos países, obteniendo gran éxito en suspredicciones. En la comunidad de fieles de Antioquía empieza a usarse la denominación de CRISTIANOS. Los restantes apóstoles se establecen por todas las regiones. Los más notables son Santiago el Mayor, que editó en Palestina y es tradición que vino a España, y San Juan, el discípulo amado, que salió ileso del martirio en Roma, en tiempo de Domiciano. Desterrado a Patmos, escribió el Apocalipsis, yde regreso a Éfeso, su evangelio.
2º Los comienzos de la predicación en Occidente:
En el año 61, San Pablo, preso en Cesarea, es enviado a Roma. A la capital llegó también San Pedro, tras su predicación en Oriente, para ser su primer obispo. San Pablo predicó en las tierras occidentales del interior y se cree probable llegase a España. Con el obispado de San Pedro en Roma, la Iglesia occidental...
tracking img