Asistente social

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1466 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 27 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Chimbarongo: el pueblo que vive la agonía de la artesanía del mimbre

22/11/2009 - 09:57

Hace 20 años, 3.000 habitantes (el 10%) del poblado ubicado al sur de San Fernando se dedicaba a la artesanía de esta fibra vegetal. Ahora sólo hay 300 personas.

Desde la carretera pareciera que la artesanía de Chimbarongo está como en sus mejores tiempos, que los cestos, sillas, mesitas y juguetes defibra vegetal van a encontrarse por todas las calles, tal como la greda abunda en las casas de Pomaire. Pareciera que esta comuna rural de 35 mil habitantes viviera su época de gloria, cuando era conocida como "la capital del mimbre" y sus muebles eran parte de las terrazas y patios de miles de hogares en Santiago o en la playa; cuando artesanos locales se enorgullecían de que el hasta cantanteJulio Iglesias apareciera sentado en un sillón tejido en la portada de un disco.
Basta dejar la Ruta 5 Sur e ingresar al pueblo para ver que Chimbarongo ya no depende del mimbre, que sólo hay algunos bancos tejidos en la plaza y unos pocos productos en vitrinas. Hoy son 300 los vecinos que ejercen un oficio que hace casi tres décadas estaba en manos de 3.000. Esos pocos artesanos viven enpoblaciones y tienen pequeños talleres en los patios traseros. Ningún letrero alerta sobre su labor.
Uno de ellos es Richard Guajardo, dirigente del gremio y la segunda generación de su familia ligada a este oficio. Trabaja en un patio de menos de 24 metros cuadrados y repleto de pantallas y varas de mimbre. "Mis hijos ni agarran las varillas. No me gustaría que hicieran esto para sobrevivir", señala.Richard cuenta lo que pasa: los jóvenes no se interesan por la tradición. Los bajos sueldos (un artesano puede ganar hasta $ 200 mil al mes) y trabajos mejor remunerados, como la recolección de fruta explican parte de la crisis. Hoy Chimbarongo es como el típico pueblo de la Región de O'Higgins: la temporada de fruta (duraznos, cerezos y uva de exportación) manda a la hora de reclutar trabajadores.La tierra de los cultivos
Basta subir a un pequeño cerro en Chimbarongo para ver la plantación de mimbre que se extiende por la localidad. Son 40 hectáreas de Osvaldo Sandoval, cuyo padre aportó a que este arbusto de la familia de los sauces se hiciera conocido en todo país. La fibra llegó al valle de Colchagua durante la Colonia, cuando era requerida para fabricar rústicos canastos, adornos ycunas. En Chimbarongo se consolidó como el oficio del pueblo en las primeras décadas del siglo XX.
Según el último censo agropecuario del INE, hay sólo 106 hectáreas cultivadas en la VI Región en la actualidad, la mayor parte en Chimbarongo. Sandoval es uno de los principales agricultores del rubro. El da trabajo a 120 personas quienes, además de cortar el mimbre, echan a cocer las varillas enollas gigantes que hierven a alta temperatura. Con esa técnica se le cambia el color, lo que genera más interés en el mercado.
Su padre, Manuel Sandoval, fue quien masificó la artesanía local en otras regiones: llegó a Santiago y comenzó a diseñar masivamente muebles y adornos. Hizo dinero y le encargaban pedidos de locales comerciales. Así, el material tuvo su mayor éxito entre los años 60 y 80.Ramón Serrano (81) trabajó junto a Sandoval en la "época de gloria del mimbre" y es el artesano más antiguo que queda en la localidad. "El auge comenzó en la época de don Jorge Alessandri. Luego un comerciante abrió un negocio en Providencia y nos compraba los muebles. Yo empecé a trabajar con los puros ricos. Eran patrones de fundo que comenzaron a encargar trabajos y se expandió el gusto.También les hice muebles a diputados y senadores antiguos", cuenta. Este año se retiró del oficio, pues considera que "estaba perdiendo plata" y planea poner una florería.
En Chimbarongo los predios cultivados de mimbre están destinados, en su mayoría, a la exportación a países como Paraguay, Argentina, México, Portugal, España y Francia. Es el caso de Osvaldo Sandoval, quien apenas deja el 5% de su...
tracking img