Autores

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 61 (15017 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PENSAMOS COMO SABEMOS HABLAR, QUE sabemos comunicar. Esta ilusión nos lleva a concluir que en las relaciones humanas todo sucede casi automáticamente, sin tener una idea clara de algunos conceptos que atañen directamente al proceso de la comunicación. Existen temas básicos y esenciales para comprender y enriquecer nuestra comunicación, entre ellos encontramos los siguientes: nuestra concepción dela realidad; la responsabilidad que todas las personas tenemos como educadores; la importancia de nuestra visión de la naturaleza humana; las necesidades que impulsan nuestro desarrollo como personas; la transformación de un juego de papeles a conductas habituales, y la creciente alienación a que esto último nos lleva; la importancia de la individuación para no ser presas de la manipulación dedeficiencia, así como la amenaza que representa en muchas ocasiones entrar en contacto y expresar nuestras emociones y sentimientos. Si no realizamos una profunda reflexión sobre lo anterior, la cantidad de técnicas y habilidades que incorporemos a nuestro comportamiento comunicativo pueden ver decrementada la calidad humana que debe acompañarlas.

1.1

EL VASO MEDIO LLENO O MEDIO VAC~O:LAREALIDAD SUBIETIVA. ESTAS LENTEJAS, LAS TOMAS O LAS DEJAS: LA REALIDAD OBIETIVA SON
EL INCENDIO DEL PALACIO FOLENA
"Recuerdo cuando dirigía un periódico. Una noche estalló un incendio. Llamé al ordenanza: - iDIArtagnan? En realidad el ordenanza se llamaba Julio, pero como trabajaba en un periódico político había creído oportuno adoptar un seudónimo.

l

AUTOCONOCIMIENTO Y COMUNICACIÓN HUMANA-Llame al redactor encargado de los incendios.
- Se fue para su casa, excelencia.

Nunca he conseguido hacer perder a mi ordenanza la costumbre de llamarme excelencia. En justa venganza nunca he podido implantarla entre los demás. Esclavo de su reloj, el redactor de incendios se iba a su hogar todos los días a las diez, aunque el mundo se hundiera. Peor para los incendios que tuvieran lugarfuera de su horario. - Bueno, llame entonces al redactor especializado en catástrofes. - Está enfermo. - ¿Pues quién está en la redacción? - El cronista de sociales. - Vaya, qué bien, ¡llámelo! Un minuto después llegaba el cronista de sociales, en elegante frac. - ¡Rápido!-le dije-. Vaya a escribirme un informe sobre el incendio del Palacio Folena. - ¡Pero soy el cronista de sociales, señor! - No haypero que valga. No tengo a nadie más a quien enviar. Vaya, tome nota, en cuanto regrese me escribe un articulo. - No sabría por dónde empezar. - Escriba lo que vea. ¿Es que no tiene ojos? ¡Rápido, tome un coche, corra! - Pero, ¿y la invitación? - ¿Qué invitación? - La invitación para asistir al incendio. - ¡Diablos! ¡Ahí no se invita a nadie! ¡Ande, vaya! El cronista de sociales se fue. Este esel articulo que apareció al día siguiente: Un resplandor de luces y de centelleos, un inolvidable torbellino de desnudeces sonrosadas, tal es el espectáculoque el mundo elegante ofrece de vez en cuando al monóculo fatigado del cronista. Ayer por la noche, un grandioso, un inolvidable incendio, en el que participaron todos los moradores de la lujosa mansión, tuvo lugar en los suntuosos salones delPalacio Folena. Entre los asistentes pudimos apreciar a los del cuerpo de bomberos, en gran completo. La condesa Folena, calzada con sencillos zapatos varoniles, un salto de cama velando sus formas esculturales; el conde, embutido en unos calzones largos que le ajustaban los tobillos, etc. Tuvimos oportunidad de admirar a la condesita, en un delicioso pijama rosa, y a su institutriz en camisónazul. Fueron también parte destacada en el evento el conserje

del Palacio Folena, rodeado de su familia, as; como algunos porteros de los edificios adyacentes. Suplicamos nos perdonen por no publicar sus nombres, debido a la falta de espacio. Muchas damas descotadas, así como gran surtido de pantuflas. El incendio se prolongó hasta el alba, en medio de la mayor animación. Sólo entonces se...
tracking img