Bado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5222 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL FUTURO DEL IMPUESTO SOBRE SUCESIONES Y PATRIMONIOS:
APUNTES PARA UNA REFLEXION ( II )
César García Novoa
Catedrático de Derecho Financiero y Tributario
Universidad de Santiago de Compostela
Miembro de la Asociación Española de Asesores Fiscales
I. Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Evolución del impuesto.
El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones ( en adelante ISD ) se rige enla
actualidad por la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, y su desarrollo reglamentario se
encuentra en el RD 1629/1991 de 8 de noviembre. Recordemos que el panorama de
nuestro actual sistema tributario se caracteriza por la existencia de un impuesto personal
sobre la renta – cada vez más dualizado – de personas físicas y por el gravamen de la
renta de las personas jurídicas a través delImpuesto sobre Sociedades ( IS ), sujetándose
además las fuentes de renta a través del Impuesto sobre el Patrimonio ( IP ). En este
marco, el ISD constituye un evidente elemento de “cierre”, que pretende gravar las
adquisiciones gratuitas mortis causa, sometiendo al mismo régimen con ligeras
diferencias en cuanto al tratamiento del parentesco, a las adquisiciones gratuitas inter
vivos. Sufinalidad de “cierre” se refiere al panorama de la imposición directa que, como
se sabe, es aquélla que recae sobre la posesión de bienes o sobre los incrementos que se
pueden producir en el patrimonio del sujeto pasivo. Se configura, como señala la
Exposición de Motivos de la Ley 29/1987, como un impuesto directo, “al quedar
determinada la carga tributaria en el momento de incrementarsela capacidad de pago
del contribuyente”. Se trata, por tanto, de un gravamen sobre los “incrementos” de los
adquirentes personas físicas, no sobre las transmisiones, por lo que se coloca en el
sistema tributario junto con el resto de impuestos directos que gravan los incrementos
de patrimonio que se puedan producir en el patrimonio de las personas físicas o
jurídicas.
La vigente Ley delImpuesto significó la superación histórica de la vieja
regulación del Impuesto General sobre Sucesiones. Conviene señalar al respecto que la primera intentona de regular con tintes de modernidad un gravamen sobre las
adquisiciones gratuitas, fue el Proyecto publicado en el BOE de 11 de enero de 1978. La
gran novedad de este proyecto, y de los posteriores que dieron lugar a la vigente Leyfue, como se apuntó, el dotar de un tratamiento unitario a todo tipo de adquisiciones
gratuitas, ya se produjeran por actos mortis causa o por actos inter vivos, pues hasta ese
momento las adquisiciones hereditarias y las donaciones estaban gravadas por
impuestos diferentes. En efecto, hasta antes de la promulgación de la Ley de 21 de junio
de 1980, creadora del nuevo Impuesto sobreTransmisiones Patrimoniales y Actos
Jurídicos Documentados, la tributación de las donaciones de cualquier clase se exigía
por aplicación de las normas relativas al Impuesto General sobre las Sucesiones. La
Disposición Transitoria Quinta determinó que hasta la entrada en vigor de la Ley del
ISD de 1987, las donaciones deberían tributar por las normas relativas al Impuesto
General sobre lasSucesiones, con aplicación, en su caso de los artículos 63 y 64 del
Texto Refundido del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, aprobado por
Decreto 1018/1967, de 6 de abril.
Junto a ello, el nuevo ISD de 1987 iba a introducir la novedad de que su carácter
progresivo no dependería exclusivamente del valor de la adquisición de la participación
hereditaria – lógica consecuencia de todaimposición progresiva en la que el tipo se
incrementa en proporción superior al incremento experimentado por la base – y del
parentesco entre causante y adquirente – factor de corrección, por razones de capacidad
económica – sino también que su progresividad iba a determinarse en función del
patrimonio previamente poseído por el adquirente de los bienes.
La historia del ISD no ha...
tracking img