Bases politicas de la nueva republica hasta 1931

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1120 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Al estudiar los aspectos económicos de la Venezuela colonial hasta las primeras dé­cadas del siglo XX, nos damos cuenta como surgieron los grandes caudillos: quienes se erigieron en dirigentes políticos sobre la base económica que venían detentando co­mo dueños de los grandes latifundios.

... "El caudillismo venezolano se hace visible propiamente en el siglo XIX cuando, abatido por elcataclismo bélico, desaparece el dique de contención que era el poder del soberano. La guerra encarnizada y larga, abre paso al caudillo a través de dos efec­tos: primero, resucitando la escala axiológica de la fase inicial —Descubrimiento y conquista—, la cual sitúa en el punto más alto a los valores de la fuerza, la rusticidad y vehemencia... De nuevo se imponen los hombres "valientes", los "guapos", lagen­te de "garra y coraje". En segundo término la destrucción general ocasiona una nota­ble pérdida de la población, incluida en ésta sectores directivos; la necesidad de llenar el "vacio" facilita al caudillo ocupar el liderazgo que resulta vacante".

. ."El caudillo es el nuevo dirigente; es una potencia incuestionable, síntesis huma­na de poder material —físico, económico, social—, aureoladocon la magia del "pres­tigio" de su inefable proyección carismática. Autoritario/elemental y arbitrario, de cualidades positivas y negativas confundi­das, es capaz de obrar prodigios en la vida social... Existe una copiosa literatura en torno a las raíces del caudillismo... Con mucha frecuencia se ha insistido en un determinismo que presentaría el caudillo co­mo derivación forzosa de loscomponentes raciales del pueblo venezolano; sucesor a la vez del cacique aborigen, del conquista­dor hispano y del régulo africano. Se le ha visto igualmente como una telúrica expre­sión "tropical" y como una calamidad que se debe únicamente a un estado social de ignorancia e inmadurez. También, dentro de un rígido materialismo, se le ha estimado sólo como exponente de una concreta moti­vación económica,consecuencia inexorable de un sistema de producción "feudal" que se conservó intacto en el paso de la Repú­blica. . . Respecto a la labor del caudillo, mayormente negativa, se advierten en ella dos acentuadas fallas: una ética y otra inte­lectual. La primera, es la crisis de verda­dero patriotismo y el empeño en sustituir a éste,., . por el más burdo egoísmo; defi­ciencia moral es su nuncasatisfecha rapa­cidad y la inclinación irresistible al autocratismo arbitrario y corruptor... En cuanto a las luces, el caudillismo acusa evidente penuria mental cuando se niega a percibir la Patria grande, obnubilado por la aldea y también cuando desprecia, por impropia de "macho" y de "jefes", a la cultura como calidad del espíritu... Cerca del caudillo nuestro, hay casi siempre un consejero o unacamarilla de civiles, escritores, prestos a traducir a la prosa jurídica los caprichos del Jefe y hasta inspirarle ciertas fórmulas políticas... Tan avasallador será el caudillo que su "concepción" política orientará a los Congresos y cuerpos legislativos, los cuales no se atreverían a contradecirlo y, por el contrario, ajustarán su desempeño a la men­talidad y a las conveniencias utilitarias y devanagloria de aquél... Del caudillo al autó­crata, el camino en paralelo al que antes fue del señor feudal al soberano absoluto. El más fuerte, fiero y hábil se impone a los otros, los subordina y deviene dueño de la República. Su estilo y su método pueblerino o parroquial serán su estilo y su método de gobernante "nacional", él no conoce otros, ni está dispuesto a aprender... El poder caudillistadescansa sobre un tripoide retador: económico, social y político. Al convertirse en sucesor de conquistadores, repartidores y encomenderos se afianza so­bre las -tierras, la muestra más concreta y común de la riqueza. De este modo... ci­mienta sus fuerzas sobre el latifundio y so­bre la explotación a la usanza tradicio­nal ..., de las masas desposeídas de siem­pre. Estas constituyen la base social...
tracking img