Basura y género

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5320 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
BEATRIZ PRECIADO Género y performance 3 episodios de un cybermanga feminista queer trans… ¿Cómo escribir la historia reciente del feminismo queer y trans? ¿En qué narración se inscriben los discursos y las prácticas políticas de las minorías sexuales (y entiendo aquí minoría no como un concepto estadístico, sino en el sentido deleuziano del término como un “índice revolucionario”? 1 La actualfragmentación del saber feminista, queer y trans, la carencia de archivos, la precariedad de la traducción, así como la falta de recursos institucionales y de documentación dedicados a la producción g/local minoritaria, sitúan la tarea de leer o escribir nuestra historia reciente más cerca del cybermanga policiaco que de la investigación historiográfica clásica. Los elementos desaparecidos son másnumerosos que los elementos archivados. Incluso ahí donde hay archivo, el criterio de selección y la saturación hermenéutica de las lecturas canónicas parecen imposibilitar una genealogía política que dé cuenta, como Foucault pedía, no tanto de los orígenes como de los momentos de emergencia, de los puntos de fuga, de las inflexiones producidas por la crítica en el discurso dominante2. Si comoGodard había previsto, la historia contemporánea es como un enorme “dibujo animado” hecho de interferencias entre el lenguaje y la imagen, habría que decir que la historia minoritaria está, como los dibujos de Azucena Vieites, hecha de silencios, de contornos que no constituyen figura y de trazos que se superponen sin crear paisaje. Se trata de un tipo de política-ficción en la que no se pueden seguirlas huellas sin inventarlas. Una historia cybermanga del feminismo queer trans debería contener una generología, una crítica de la biopolítica del género, una cartografía de las estrategias de resistencia a la generización del cuerpo, pero también un mapa de plataformas futuras de producción de subjetividades transgenderizadas. Aquí sólo podremos esbozar algunas viñetas. Dibujar una y otra vezalgunas líneas mientras otros trazos son irremediablemente borrados. Este sería un capítulo RTLK 00110904 en un serie abierta. Habría primero que evaluar la sacudida teórica y política que ha representado en los años 90 la definición del

1

género en términos de performance llevada a cabo por un conjunto de teóricas feministas, posfeministas y queer, como Judith Butler o Eve K. Sedgwick. Seríanecesario establecer una genealogía de la noción misma de performance que nos permita explicar la ruptura que este concepto opera en los discursos, las prácticas políticas y las instituciones artísticas. Algunos elementos inexplicados del dossier “género y performance”: ¿cómo la noción de “performance”, ligada en un principio al dominio de la representación teatral, de las vanguardias artísticasde principios del siglo XX y del “body-art”, ha podido ser utilizada con tal éxito hermenéutico para desnaturalizar la diferencia sexual y poner fin tanto a los debates entre esencialismo y constructivismo, como a los de la igualdad y la diferencia, que habían ocupado la escena del feminismo durante los años 80? ¿Cuáles son los espacios de enunciabilidad a los que pertenece esta noción? ¿Cómo darcuenta de este giro performativo en las ciencias sociales? Con independencia de sus orígenes semánticos (siempre impuros), ¿cuáles son sus campos de efectuación? ¿Ha modificado esta interpretación en términos de género la dimensión artística de la noción de performance? ¿Podría este éxito hermenéutico ser responsable de otros procesos de invisibilización? ¿Por qué los activistas transgénero hancriticado unánimemente esta inflación performativa? La noción de performance, tal como ha sido utilizada por los textos feministas y queer de principios de los años 90, depende de una inscripción poética y política múltiple. En primer lugar, esta noción emerge en el campo semántico del discurso psicoanalítico en el que Joan Rivière define por primera vez la feminidad como mascarada. Por otro lado,...
tracking img