Beatificación de los mártires agustinos del escorial

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5371 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
28 Octubre 2007:
Beatificación de los mártires agustinos de El Escorial

Conferencia de Apertura del curso 2007-2008,
en el Real Centro Universitario Escorial María Cristina

17 de octubre 2007

1.- Una experiencia impactante

Comenzaré refiriéndome a la experiencia personal de haber conocido personas que algún día podrán ser reconocidas como mártires por la Iglesia. El año 1993visité las comunidades de agustinos y agustinas de Argelia. En Argel, la capital, estuve hospedado en la casa de las agustinas y recorrí con el arzobispo las escasas obras que tiene la Iglesia en aquella gran ciudad. Los pocos cristianos argelinos existentes viven despreciados por su propia familia y bajo la amenaza terrorista de los grupos islámicos más radicales. Se autodenominaban amigos de SanAgustín para evitar cualquier ostentación de su condición de cristianos. Es una iglesia de catacumbas. Un año más tarde recibí, el 22 de octubre de 1994, de manos de la madre general de las agustinas misioneras, unos dátiles que me enviaban sus hermanas de Argel. Al día siguiente, día del Domund, dos de aquellas hermanas, de nacionalidad española, fueron asesinadas cuando se dirigían a lacelebración de la misa. Por esas fechas arreció la persecución y fueron asesinados también otros religiosos y religiosas, víctimas del terrorismo islámico. En mi visita del año anterior había conocido y tratado a varios de ellos.

El pueblo de Argelia amaba a estas personas, a pesar del radicalismo de los terroristas. Estaban allí para servirle en diversas tareas sociales, sin ninguna pretensiónproselitista. Una de las hermanas asesinadas atendía en el hospital a soldados heridos por terroristas, que las propias enfermeras argelinas no se atrevían a curar, por temor a represalias. Otra atendía a niños en un asilo. Otros dos religiosos gestionaban una biblioteca gratuita, al servicio de los universitarios argelinos.

Habían elegido quedarse en Argelia, a pesar del riesgo, porqueentendían que su presencia era un signo de esperanza, de reconciliación y de paz para el pueblo argelino. Muchas personas así lo entendían y les agradecían profundamente su opción de quedarse. Ellas y ellos eran conscientes del riesgo y realizaron un discernimiento evangélico ejemplar antes de decidirse por la peligrosa opción de permanecer. Su testimonio es manifestación clara de la fuerza delEvangelio en sus vidas. Hoy puedo decir que he conocido personalmente auténticos mártires, que han dado su vida por causa del Evangelio. Conocerles no ha sido algo indiferente en mi vida.

La iglesia de Argelia de nuestros días no conoce las palabras “venganza” u “odio” y ese es su gran atractivo en aquel contexto musulmán. Es una iglesia que grita paz, reconciliación y diálogo.

2.- Elculto a los mártires en la Iglesia

Los primeros santos venerados por la Iglesia fueron los mártires. Los templos surgieron sobre las memorias sepulcrales de los mártires. A partir del siglo segundo y hasta nuestros días el término “mártir” (=testigo) se refiere sólo al fiel que ha derramado su sangre por su fe en Jesucristo (in odium fidei). Su muerte es un testimonio de amor, pues "nadietiene amor mayor que aquél que da la vida por los que ama" (Juan 15, 13).

El conocido teólogo Hugo Von Balthasar dice que el mártir cristiano “no muere por una idea, aunque sea la más alta; por la dignidad del hombre o la libertad de los oprimidos (todo ello puede estar presente y tener su función). El mártir muere por Alguien que ya ha muerto antes por él”[1].

Se puede sufrir muerteviolenta por múltiples motivaciones. Muere, por ejemplo, ajusticiado el criminal. Es posible morir por convicciones políticas, o por defensa de derechos humanos, o cualquier otra causa noble. Pero la Iglesia se limita a considerar y reconocer como mártires a quienes sufren muerte violenta por fidelidad a Jesucristo, es decir, por causa del Evangelio. Reconoce el valor testimonial de otras muertes...
tracking img