Belleza de la música

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3415 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA BELLEZA DE LA MÚSICA

Un autor, apóstata del tomismo, se permite decir que “el Ser supremo es absolutamente inmusical”. Pero hombre, ¿como va a ser inmusical la Belleza misma, cuya Música más elevada es lo que más tenemos en común con Ella, la Madre? A Ella, María, la Música más alta de Dios, vita, dulcedo et spes nostra, dedico estas pobres palabras.
El término “Música” es análogo, sedice de muchas maneras. Nosotros nos referimos a la Música que Santo Tomás comprendería en su argentina frase: “Nullus curat effigiare vel repraesentare nisi ad pulchrum” . La más cercana a Dios. Porque “Música” es uno de los nombres de Dios . Un paradigma podría ser la Pasión de San Mateo de Juan Sebastián Bach, o el Gradual de Viernes Santo. Hay muchos, variados, sorprendentes y suficientesparadigmas.
De las creaciones del intelecto humano sobresale por su inmensa altura espiritual la Música, de la que se puede decir que es un lenguaje que además de manifestar lo más íntimo y comprensivo del ser, es un lenguaje directo, de mente a mente, de modo análogo a como se comunican los seres espirituales, las sustancias simples, sin la carga conceptual que trae consigo su hermana la poesía.“Natura animae in sui supremo attingit infimum naturae angelicae”, nos enseña Santo Tomás .
¿Dónde debemos buscar la belleza de la Música?
No precisamente en los sonidos. Éstos sólo son su signo, del mismo modo que las palabras son signo de las ideas. Y dice Santo Tomás: “Intellectus recipit species intelligibilium non secundum esse materiae” . Por lo tanto los sonidos no son la Música, sólo sumateria, su representación material, o casi material. Deben ser la más alta estilización de la forma, según dice Santo Tomás: “Dicitur proportio habitudo ordinis, sicut dicimus esse proportionem inter materiam et formam, quia se habet in ordine, ut perficiatur materia per formam” . A los sonidos nos referiremos en lo imprescindible. Y vamos a la pregunta. Santo Tomás nos la contesta: “Pulchrum respicitvim cognoscitivam… et quia cognitio fit per assimilationem, similitudo autem respicit formam, pulchrum proprie pertinet ad rationem causae formalis” . Más: "Nihil est quod non participet pulchro et bono, cum unumquodque sit pulchrum et bonum secundum suam formam" .
Por lo tanto: ¿Donde reside la causa formal de la Música?
La causa formal de la Música reside en un concepto o idea musical de lamente. Pero resulta que la mente es causa eficiente de esta generación; la causa material, los sonidos, tiene a su vez como causa eficiente la mente: no son sonidos naturales, sólo son imitación, analogía; la causa final es la contemplación de la mente, que, al contemplar su obra, se contempla a sí misma y se autorevela. Por lo tanto la Música implica en su esencia una muy densa y peculiar yexclusiva intensidad formal. No hay un grado de asimilación superior, excepto en la vivencia mística. Pero cuando la Música llega a lo sublime, es realmente una vivencia mística.
Si todo en Música depende de la mente, la Música pretende una cierta materialización de la mente. Entonces ella asume un cuerpo artificial para manifestarse a sí misma en cuanto este cuerpo se lo permite. Y como este cuerpoen Música es materialmente casi nada, porque es sólo un motus del aire, la vibración, ni siquiera el aire mismo, y no conlleva contenido conceptual definido como la palabra, obtiene lo que pretende en el grado óptimo posible de similitud inmaterial, lo más parecido en lo físico a lo espìritual.
Y como lo superior en el hombre, y por tanto aquello por lo que debe ser definido es el entendimientoagente, resulta en consecuencia que la belleza de la Música debe residenciarse ante todo en la actividad del entendimiento agente, concomitante con nuestro actus essendi , que se revela a sí mismo en la creación musical. Y como resulta que el entendimiento agente es la imagen de Dios en nosotros , entonces en la belleza de la Música se revela especialmente nuestra participación de Dios,...
tracking img