Bicentenario

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1857 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PUNTO 5

El artesano se vio convertido en empresario, pero a su vez se encontró en medio de una competencia interna por los mercados de la naciente nación y la necesidad de suplir con productos nacionales los que venían de Europa.
Ahí se vislumbraba ya lo que sería la lógica del empresario del siglo XIX: defender sus intereses más allá de su progreso. El por qué de esta afirmación se retrataen unos pocos, muy pocos comerciantes, llamados ya empresarios cuyas riquezas iban en aumento, quizá no tanto por su gran visión comercial e industrial; Sino por sus vínculos estrechos y maltrechos con la corona real y sus gobernantes en el territorio de la nueva América.
Sin embargo muy contadas son las excepciones al pensamiento erróneo de preferir amasar fortuna que invertir en maquinariaindustrial que podría traer mejores condiciones a las industrias nacientes e ingresos que permitirían a sus dueños un auge en sus incipientes cuentas bancarias. (La segunda expulsión de los Jesuitas, decretada por Tomas Cipriano de Mosquera, llevó a la desamortización de bienes de manos muertas, que no era otra cosa que la puesta en el mercado de los bienes del clero y que se encontraban hipotecadospor éste, no pudiendo ser sujetos de libre comercio. De esta manera se inició la desarticulación del sistema crediticio del clero y el nacimiento de un sistema bancario incipiente).
Una de las excepciones fue la aparición de la primera empresa con algún grado de refinamiento en Colombia, nacida de esa necesidad de crear un sustituto de los bienes que antes eran importados, fue la fábrica de lozafundada en 1832 en Santafé de Bogotá, que contaba con la asesoría de técnicos ingleses. La empresa retomó la larga tradición alfarera que ya existía en Colombia desde la época prehispánica y la aunó a las más modernas técnicas industriales conocidas en la época.
Santander, Cundinamarca y Antioquia se consolidaban desde entonces como los estados con mayor número de empresas constituidas, la mayoríade ellas del sector manufacturero, minero, agroindustrial y comercial.
De 1879 a 1890 hay un segundo auge de la empresa colombiana, con el mejoramiento de los carreteables y la aparición de las redes ferroviarias, que dinamizaron el comercio en las regiones más apartadas de la capital, como fue el caso del Ferrocarril del Pacifico que oxigeno las operaciones de las empresas vallecaucanas, elFerrocarril de Antioquia (obra del cubano−norteamericano Francisco Javier Cisneros), que hizo otro tanto por las empresas antioqueñas y el Ferrocarril de la Frontera que dio un mayor auge al comercio cucuteño con Venezuela. Para esta primera fase del tendido de vías, Colombia contó con un total de 201 kilómetros. Santander, Valle del Cauca y Antioquia se afianzan en el panorama empresarial con lasexportaciones de Chocolate, café, tabaco, caucho, loza cerámica (producida por la Compañía Cerámica Antioqueña, fundada en 1881) y piezas maquinadas a Sudamérica.
El incremento de las comunicaciones, la naciente inversión extranjera y un tímido comercio exterior da mayor dinamismo a las ciudades con puertos fluviales y marítimos, lo que vuelve los ojos a ciudades intermedias como Honda, La Dorada yGirardot y propicia el mejoramiento de las instalaciones portuarias en Buenaventura, Barranquilla y Cartagena.
La poca inversión en maquinaria y en industrialización de los oficios artesanales que se practicaban desde antes de la colonización; la inexistencia de una cultura organizacional al seno de las nacientes empresas, la expulsión de la comunidad jesuita a mediados de siglo, el erráticomanejo financiero del estado, la inestabilidad política de los primeros años post−independencia, la agreste topografía nacional, la carencia de vías de comunicación hasta casi finalizar el siglo XIX son, a decir de los tratadistas, las principales causas por las que no hubo un adecuado desarrollo de la actividad empresarial en Colombia desde los primeros años de independencia.
La desidia de la...
tracking img