Biografias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1200 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
David Lynch

(Missoula, 1946) Director de cine estadounidense. El padre de Lynch, botánico, no escatimaba energías a la hora de viajar de un Estado a otro, analizando recursos forestales. Este constante trasiego hizo del futuro director un niño solitario, afectado por el hecho de no contar con amistades duraderas. Por otro lado, sus progenitores eran bastante convencionales en su modo de vida,así que, siendo ya un adolescente, Lynch comenzó a mostrar su inclinación por aquellas rarezas que pudieran vulnerar la tranquilidad familiar.

De su paso por la Corcoran School of Art, en Washington, se derivó una vocación pictórica que luego pudo enriquecer en la Boston Museum School. En relación a este centro, fue más que notable el influjo de algunos profesores que supieron encauzar en Lynchun deseo de transformar sus pinturas de aire surrealista en cortometrajes experimentales. El primero de ellos, The alphabet (1968), ya era un síntoma de lo que más adelante sería frecuente repetición de temas escabrosos.
Al mostrar ese interés por el cine, la Academia de Bellas Artes de Pensilvania, donde estaba matriculado, subvencionó The grandmother (1970), el primer cortometraje que Lynchexhibió de una forma organizada. Con su estilo aún por cultivar, el director mostraba en ese film a un niño que planta una semilla de la cual crece su abuela. En suma, un recurso metafórico ya explotado por otros artistas, pero que en este caso era planteado con una singular capacidad de sugestión.

Al tiempo que estudiaba y exponía su obra pictórica, David Lynch trataba de acercarse al universoíntimo de artistas como Francis Bacon y Edward Hopper. Esa cuidadosa introspección se combinaba con una ajetreada vida social, pues cambiaba de trabajo a un ritmo frenético. Repartidor de periódicos, conserje, empleado en una tienda de fotocopias: Lynch probó distintos modos de ganarse la vida, aunque ninguno le satisfizo.

En 1970 ingresó en el Center for Advanced Film Studies de Los Ángeles,donde adquirió la destreza técnica necesaria para dedicarse con mayor seriedad al negocio del cine. Con una beca del American Film Institute comenzó el 29 de mayo de 1973 el rodaje de una cinta experimental, Cabeza borradora, que no pudo completar hasta 1977. Se trataba de un filme vanguardista y un tanto pretencioso, pero cuando lo vio Mel Brooks, éste comprendió que había encontrado al cineastaadecuado para dirigir el largometraje que se disponía a producir, El hombre elefante.

La película relataba una historia real, ambientada en Londres, en 1884, cuando el doctor Frederick Treves (Anthony Hopkins) descubrió en una feria ambulante a la criatura que llamaban hombre elefante y que en realidad era John Merrick (John Hurt), un joven de 21 años afectado por una neurofibromatosis múltipleque lo convertía en un ser deforme. Con los cuidados de Treves, Merrick demostró ser un hombre bondadoso y sensible que además supo conmover a la sociedad de su tiempo.

El largometraje debía rodarse en blanco y negro, y para ello Lynch contó con la ayuda de Freddie Francis, director de fotografía a quien se debe la melancólica atmósfera que envuelve todas las escenas del filme. Del diseño deproducción se encargó Stuart Craig y el maquillaje que convertía a John Hurt en la maltrecha criatura fue obra de Chris Tucker.



Cuando completó El hombre elefante, Lynch ya se había convertido en una de las jóvenes promesas del cine estadounidense. Ahora bien, no fue aquel un momento especialmente feliz en lo que concierne a decisiones profesionales: defendió un proyecto irrealizable, RonnieRocket, y además se permitió rechazar la oferta de George Lucas para dirigir El retorno del Jedi (1983). Consiguió con ello ganarse cierta fama de arbitrario, que trató de limitar aceptando la dirección de otro largometraje de gran presupuesto, Dune.

En 1963 la revista Astounding SF había publicado el relato “El mundo de Dune”, convertido dos años más tarde por su autor, Frank Herbert, en una...
tracking img