Bocado de viento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 31 (7746 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 15 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Bocado de viento

La refrigeradora viajo cientos de kilómetros, y viajaría cientos más aun, antes de concluir su odisea. Seguiría siempre los cambios torcidos de Romualda, la mujer que hablaba con las piedras, y de pretónico, el viejo escupidor de fuego.

La pareja vivía en una aldea que apenas si lo era. No pasaba de una docena de ranchitos de palitos raquíticos susceptibles de pudrirse másrápidamente que los escasísimos billetes de papel dinero que circulaban por aquellos viaductos de la selva petenera.

A fuerza de machete y mucho sudor, de aquel que lo convierte en mina de sal, lograron abrir un claro ni muy amplio ni muy claro en donde habían erigido sus simulacros de cosas antes de morirse de sed. Ni energía les quedo para hacer como los conejos.

Pero había otro claro notan claro en los alrededores y la mayoría de los atajos pasaba por la aldea de ellos, aldea de nombre mitad prepotente y mitad deseo. Se llamaba aldea nuevo amanecer del pueblo guatemalteco, pero de tan largo que era se le decía tan solo nuevo amanecer.

Todos los que eran aun caminaban por las otras aldeas vecinas, que eran aun menos aldeas que nuevo amanecer, que ni siquiera pretendían sercaseríos o cantones porque la verdad, en el fondo la gente es modesta, y además ha vivido ya tanto que la maña misma no les permite creerse que esta es de veras la mera mera, pero en fin, los nombres eran grandilocuentes: destino prometedor, aurora del desarrollo de la patria, nueva aurora del desarrollo de la patria, rincón de las promesas, presea de la futura utopía. Lo bueno era que todos,absolutamente todos, tenían que pasar por nuevo amanecer si venían del atajo que denominado “camino” conducía el entronque con un polvoriento caminito de mulas apenas visible incluso cuando bien cuidado, que se enmontaba en tiempo de lluvias y se transformaba en pantano pegajoso, pero que en la época seca entroncaba con la carretera principal si uno estaba dispuesto a andar cinco horas a lomo de mulabajo el sol que latigueaba peor que cualquier capataz borracho. Fue entonces cuando a Petronio se le ocurrió lo de la refrigeradora.

-oye. Romualda,¿y si pusiéramos aquí un puesto de refrescos?

Romualda lo miro con la misma comprensión con que se contempla a las personas que han pasado todo el día bajo el sol… sin el sombrero puesto.

-enserio mujer. Sería un negociazo. Tendríamos elmonopolio.

-¿y de dónde vas a sacar los refrescos?

-¿Cómo de donde? Me los manda la distribuidora…

-¿a lomo de mula?

-a como sea… es cuestión de expandir EL NEGOCIO NOMAS.

-¿y cómo los mantenemos fríos?

-sencillo. Compramos una refrigeradora comercial.

En ese momento Romualda si se desespero. Al fin y al cabo, el hombre no era el mejor rocero,

Su amo no pecaba de ser la más hábilpara la milpa, tenía la garganta destruida, aunque al fin, la iban haciendo poco a poco, y ni tomaba en exceso ni la golpeaba demasiado. ¡Pero esto!

- Si vieras que no son tan caras, y la pagamos a plazo, ¿Qué crees pues? Por ahí mi tío de Escuintla ya me contaba…

- El zumbido de los moscos era insoportable. No dejaba ni oír los gritos de los monos de la selva. Y de puro espantárselosse avía dislocado la niña chagua las muñecas.

- …y entonces ases el pedido desde flores, mandas el giro postal, y de asegún la serte, como a los tres meses te vienen llegando la mercancía. -¡a lomo de mula!

- -en helicóptero pues

Parecía una locura pero de locura en locura se iban construyendo los munditos alucinantes que como castillos de arena surgen en medio de la selva casicon la misma rapidez con que se desmoronan, a puro lomo de mula, Petronio salió un día hasta el entronque con el camino principal. Día y medio le llevo la jornada y a punto estuvo de no lograrlo. No solo por la inevitable insolación y los piquetes de insectos que de tan grandes mas parecían mordidas de tigre, sino también el susto que le pego la barba amarilla que se le atravesó en el camino...
tracking img