Boecio y el de consolatione

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1326 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UCALP
LICENCIATURA EN FILOSOFIA
MATERIA: TEXTOS EN LATIN II
PROFESOR: Dr. CALABRESE, Claudio
TRABAJO FINAL: Boecio y el De consolatione philosophia
ALUMNO: Prof. SUAREZ, Edgardo Roberto
FECHA DE ENTREGA: 18 de Noviembre de 2008

“Quien ha pensado lo mas hondo ama lo mas vivo...”
Höderlin

“El opinar unilateral que por nada atiende ya la esencia de las cosas, se ha engreído conpretensiones de universalidad, la que a su vez se ha disfrazado con las apariencias de lo inocuo y natural”
Heidegger

Manlio Severino Boecio nació en Roma en el año 480, desde muy joven conoció la filosofía griega, cosa que lo llevó a admirarla y a concebir el ambicioso proyecto de traducir y comentar toda la obra de Platón y de Aristóteles. En el año 510 ya era cónsul, pero su supuestaparticipación en una conspiración política y la acusación de haber practicado magia lo llevó a la prisión de Pavía, donde redactó su obra más conocida: La consolación de la filosofía.
Este libro, en forma de diálogo, fue una obra muy leída en la Edad Media. La principal protagonista de esta obra es, sin ninguna duda, la filosofía que consuela a Boecio en su desgracia y lo instruye sobre la felicidad.Estructurada en cinco libros, en los que los fragmentos en verso se alternan con la prosa, esta composición dialógica representa una especie de síntesis de la sabiduría antigua a través del tamiz del cristianismo.
El punto de partida de La consolación es, pues, la situación real de Boecio prisionero en Pavía después de las sospechas que habían puesto fin de manera repentina a su brillante carrerapolítica. La obra empieza con una aparición fantasmagórica: “Se me apareció una mujer de pie por encima de la cabeza. Su faz infundía un respeto profundo, sus ojos eran ardientes y de una mirada penetrante, muy por encima de la capacidad corriente de los hombres; su cutis de un color vivo y de un gran vigor inexhausto, a pesar de ser ella tan mayor que de ninguna manera se la podía considerar coetáneanuestra; su estructura era de una ambigüedad indiscernible.” Una de sus primeras exclamaciones ya nos anticipa el carácter de este personaje de ficción que comparte el protagonismo de la obra con el autor: “No es tiempo de lamento –dijo–, sino de poner remedio.” Y un poco más adelante: “Si esperas la acción que guarnece es preciso que descubras la herida.” A continuación, la Filosofía formula unaserie de preguntas sobre el carácter de los humanos, la finalidad de la creación, el gobierno del mundo, que el autor no sabe contestar. Y con su ignorancia, quizás ya manifiesta, con una perspectiva muy clásica, cuál es el verdadero origen del sufrimiento humano.
El tema central del segundo libro es la Fortuna. “¿Qué es, entonces, lo que te ha hecho caer en la tristeza y la aflicción? (...)Piensas que la fortuna ha hecho un cambio por lo que a ti respecta: te equivocas (...) Has descubierto las caras ambiguas de una divinidad ciega”, ya que ella gira la rueda del destino siempre con rotación caprichosa. Hay que ir, no obstante, con cuidado con la fortuna, dice Boecio, porque si consideramos el número y el cariz de las alegrías, tal vez aún nos parezca que somos felices. Así, “el peorgénero de desgracia es haber sido feliz”, la melancolía no es sino el recuerdo de la felicidad perdida. Hay que tener siempre presente esta meditación, una de las más conocidas de la obra, la que hace un hombre encarcelado. Un hombre que vive gracias a la imaginación y al recuerdo, como la mayoría de los creadores. La melancolía representa la venganza del pasado. Un refugio de patanes. Un estadodébil y evanescente que más que una promesa de felicidad constituye un verdadero tormento. El único antídoto que conocemos contra ese flagelo es la actividad: aunque sólo sea a través de la escritura de un libro sobre la felicidad perdida.
Al final del segundo capítulo, Boecio replantea la cuestión inicial y encuentra también que el origen del bienestar se oculta en nuestro interior. “¿Por...
tracking img