Boecio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1393 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Boecio, filósofo medieval
GASTÓN TERÁN Universidad de Buenos Aires

"El último de los romanos y el primero de los medievales" es la cifra con que usualmente se designa en las historias de la filosofía a Anicio Manlio Severino Boecio. He de presentar aquí tan sólo algunas consideraciones acerca de su condición de filósofo medieval, bien que sea de alto interés su trágica figura de políticoromano, por la trama muy sutil de las motivaciones de su alma como cónsul de Teodorico el rey ostrogodo; los cultores de filosofía política habrán de descubrir en el Boecio romano una mina para configurar al estadista de épocas de transición. Lo que se intenta, pues, señalar, es la formalidad medieval de Boecio mediante algunas precisiones que buscan situarse en su nivel filosófico. 1. Los más que sehan ocupado de Boecio hablan de sus méritos de traductor y comentador, de haber recogido la herencia filosófica y cultural griega, Aristóteles a la cabeza y sus discípulos inmediatos y mediatos, como así de Platón, los neoplatónicos y los estoicos, habiendo por todo esto prestado un servicio inapreciable al pensamiento occidental en trance de naufragio. Suelen añadir la fortuna de algunas de susdefiniciones y la circunstancia muy casual de que por su traducción de la Isagoge de Porfirio haya dado pie al problema de los universales; finalmente mencionan su Consolación de la Filosofía como una de las obras de eco sostenido en la Edad Media al extremo de contarse cuatrocientos manuscritos de ella. Mas, en el fondo, tras las palabras con que a ésta elogian, delátase que su influjo habría sidoseñaladamente literario, pues que se busca exhibir la endeble unidad de su pensamiento en la utilización de las fuentes múltiples e incompatibles de que había echado mano. Nada menos que Clemente Beaumker llega a decir que "del punto de vista del
2057

Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía, Mendoza, Argentina, marzo-abril 1949, tomo 3

2058

GASTÓN TERÁN

contenido de su saberes preponderantemente un compilador, no un investigador independiente"^. 2. De Wulf, en cambio, con su habitual sagacidad en las cosas medievales ha dado pasos decisivos en la tarea valorativa de Boecio, sacando de las monografías dedicadas a nuestro autor, Rand, Klingner, Stewart, Cooper, Patch, etc., las bases para concluir que, a diferencia de San Isidoro, Beda el venerable, Casiodoro oAlcuino, la preocupación filosófica está en primer plano en Boecio. Nos remitimos al mismo De Wulf donde señala los aportes de Boecio en dialéctica, psicología y metafísica, que dan plena confirmación a su juicio, que al pronto puede parecer excesivo, de aparejarlo con San Agustín como los dos grandes educadores de la alta Edad Media. (V. Histoire de la phil, mediévale, 6^ ed., I, 264 y stes). No selimita Boecio, en efecto, a una tarea simplemente receptiva del material tan vario y disperso de la filosofía griega y romana. Su potencialidad filosófica se desprende de haber prácticamente revivido los problemas lógicos y metafísicos con fragmentos de la obra aristotélica, ya que falta todavía despejar totalmente la incógnita de si había traducido y comentado e\ Organon más allá del Perihermeneiasy parece no haber tenido sino noticias indirectas de la Física y Metafísica del Estagirita^. Lo expresado sería prueba del vigor filosófico de Boecio, a la vez que de la fidelidad y adecuación a la realidad inherentes al sistema aristotélico. Una circunstancia esgrimida comúnmente para rebajarlo a la condición de secuaz sin mayor vuelo de Aristóteles, de mero dialéctico, a mi modo de ver echaluces más bien acerca de la fecundidad de su filosofar, en la que apunta una intención tal vez conexa o que pudo venirle de sus vivencias de estadista. Me refiero a su preocupación e insistencia en traducir la obra lógica de aquél y volver a ella con sus copiosos comentarios dobles, donde hace gala de una dialéctica inexorable. Nótese que en sus opúsculos teológicos extiende a las verdades reveladas...
tracking img