Bueno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1527 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Profecia

Apocalipsis 4 y 5, Y Daniel 7: 9-14. ¿Es el mismo juicio?
Cuando comparamos Apocalipsis 4 y 5 con la escena del juicio que aparece en Daniel 7: 9-14, descubrimos inmediatamente varias similitudes. Ambos relatos comienzan con referencias al trono de Dios, a tronos adicionales y una gran cantidad de asistentes; ambos hablan de libros (a lo menos de uno); y ambos presentan lasubsiguiente aparición de Jesucristo. Por causa de estas evidentes similitudes, muchos comentaristas han supuesto que las dos escenas son virtualmente idénticas. Y puesto que Daniel 7: 9-14 es sin lugar a dudas una escena de juicio, han llegado a la conclusión de que Apocalipsis 4 y 5 es también una escena de juicio, del mismo juicio. Sin embargo, hay notables diferencias entre los dos informes, y cuandolos analizamos descubrimos que las dos escenas son diferentes. Las diferencias. Daniel 7: 9-14 comienza con la ubicación de tronos en algún nuevo lugar del cielo y Dios que toma ubicación en uno de ellos. En Apocalipsis 4 y 5 vemos que Dios ya está sentado en su trono. Daniel 7: 9-14 nos presenta la sumamente dramática llegada del Hijo del hombre en las nubes del cielo. En Apocalipsis 4 Y 5, encambio, San Juan simplemente se da cuenta de repente que el Cordero está allí. En Daniel 7: 9-14 los libros ya están abiertos cuando aparece el Hijo del hombre. En marcado contraste con esto el énfasis de Apocalipsis 4 y 5 está puesto en el hecho de que el librito (rollo) está cerrado, completamente cerrado; está sellado con siete sellos, hasta que el Cordero comienza a abrirlos. El resto de lasección referente a los siete sellos (Apocalipsis 6: 1 a 8: 1) sigue describiendo la actividad del Cordero mientras éste continúa abriendo los sellos. No tenemos información acerca de quién o quiénes abrieron los libros de Daniel 7. Sólo se nos dice que fueron abiertos. Pero en Apocalipsis 4 y 5 se pone énfasis en el hecho de que no había un ser creado en el universo entero capaz de abrir los sellos dellibro/rollo; sólo el Cordero podía hacerlo. La escena que nos presenta Daniel 7: 9-14 se refiere sin duda alguna a un juicio. En Daniel 7: 10,22 Y 26 eso queda establecido expresamente. En contraste con esto, Apocalipsis 4 y 5 no están considerados como una escena de juicio. Llegamos entonces a la conclusión de que Daniel 7: 9-14 y Apocalipsis 4 y 5 no presentan el mismo acontecimiento sino dosdiferentes. ¿Puede ser trasladado el trono de Dios o no? Si las diferencias son tan evidentes, ¡cómo pudieron comentaristas inteligentes confundir esas escenas? Las palabras de uno de ellos representan las suposiciones de muchos: "La morada de Dios en el santuario es el lugar santísimo" (la cursiva es nuestra).11 En otras palabras, muchos comentaristas han supuesto erróneamente que en el santuariocelestial Dios tiene un solo lugar para su trono, y que éste equivale al recinto interior del santuario terrenal del Antiguo Testamento, conocido también como lugar santísimo.* Han llegado a la conclusión innecesariamente, por cierto de que ya que Apocalipsis 4 y 5 nos presentan a Dios en su trono en el cielo, la escena allí descrita tiene que ocurrir en el lugar santísimo del santuario celestial.La suposición de que el trono celestial de Dios está ubicado únicamente en el lugar santísimo del santuario celestial pasa por alto el hecho de que en el Antiguo Testamento la presencia de Dios no siempre estaba confinada al lugar santísimo sino que a veces estaba también en el lugar santo. (Véase, por ejemplo, Exodo 33: 9 y Ezequiel 9: 3.) También pasa por alto el simbolismo de la mesa de lospanes de la presencia (de los panes de la proposición, Reina-Valera). Hebreos 8: 1, 2, que fue escrito en el primer siglo de nuestra era, presenta definidamente a Jesús como Sumo Sacerdote ya sentado en el trono de su Padre en el santuario celestial. Apocalipsis 4 y 5, que también fue escrito en ese mismo siglo, ubica asimismo al Cordero junto al trono de Dios. En contraste con todo esto, Daniel...
tracking img