Código civil chileno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 223 (55713 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 1 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INTRODUCCION

La gran mayoría de nosotros, hemos experimentado alguna vez algún tipo de temor o de miedo propiamente tal. Este miedo ha tenido por causa algún acontecimiento de la naturaleza, del hombre o de la propia de imaginación. Cualquiera sea su causa el efecto último es siempre el mismo, una inevitable supresión de la libertad de actuar.

Ya desde antiguo, el legislador romano previnoque esta emoción provocaba en el sujeto que lo padecía, alteraciones tanto al nivel físico como psíquico, dependiendo de la singularidad del sujeto. Por esta razón otorgó una serie de acciones tendientes a proteger a quien había celebrado un negocio jurídico bajo el espectro del temor.

Nuestro sistema positivo legal, redactado a mediados del siglo XIX, haciéndose eco de las legislacionesprecedentes que le constituyeron, pareciese haber excluido la influencia que el temor podría haber ejercido en los celebrantes de un acto jurídico. No obstante a ello, esta insignificancia en el mundo jurídico puede llegar a cobrar vida, dependiendo de las realidades de cada instancia particular. El ideal de la educación global y de la igualdad de oportunidades, anexo al cambio de idiosincrasia nacionalque propugnaba el Código en aras al progreso mismo de la civilización, eran motivos fundantes para menospreciar la institución que nos entronca en esta investigación.

Pero sólo un desconocedor de nuestra naturaleza humana caída, podría excluir lo insalvable. El artículo 1456 inciso final no siguió el curso del modelo francés. Omnicomprensivo y prolijo en su redacción, dejó las puertas abiertasal temor, cuando los ideales del progreso humano no se concretizaran en una

1

relación personal determinada. Por esto, el deseo de este trabajo es la construcción de una teoría general del temor reverencial. Una teoría general no puede quedar tan sólo en formas abstractas. Debe tener asideros serios y sustentables en cada una de las realidades prácticas, que el Derecho permite. Por estemotivo, hemos analizado la triple dimensión del acto jurídico en que la legislación chilena positiva se encarga de consagrar el temor reverencial, a saber: en el acto jurídico patrimonial, testamentario y en el matrimonial. Este es el patrón jurídico que nos lleva a sostener una teoría unitaria y general del temor reverencial en materia de anulabilidad del acto jurídico.

No es menor, que en elminuto histórico, social, psicológico que nos toca vivir, las enfermedades que afectan la esfera psico-somática de los individuos han aumentado considerablemente; el temor de desagradar a aquellas personas a quienes se les debe sumisión y respeto, tiende a desaparecer, como figura de las relaciones interpersonales. La espontaneidad palaciega sin el asidero de la virtud proverbial de la prudencia, esconsiderada por si misma, un estándar plausible de actuación. Sin embargo, nos parece, que esta situación no sólo ha cambiado, sino que se ha extendido - tras las necesidades elementales del ser humano, de la competitividad y de la ignorancia que socava la inteligencia llena de prejuicios infelices- a otras áreas de las que tradicionalmente se había consagrado. Los deberes de sumisión ya no soncomo antaño tan sólo entre ascendientes como descendientes, sino que por el contrario, se ha desarrollado un temor cada vez más silencioso en el ambiente laboral, y en todas las relaciones que impliquen necesariamente deberes de subordinación y dependencia. La falta de libertad del hombre actual abona la tierra propicia para generar un miedo ab extrínseco.

El hombre desea fervientemente unagarantía de su libertad. Y en este sentido, busca un amparo en la legislación. La redacción del Código Civil no

2

sólo no excluye el temor reverencial, sino que lo configura como un elemento que permitiría la rescisión del acto jurídico celebrado. Esta es la postura que ha adoptado el Proyecto de Pavía, que es anteproyecto del Código Europeo de Contratos, y que trataremos en el capítulo...
tracking img