Campañas al alto perú

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5081 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Campañas al Alto Perú

Primer campaña al Alto Perú


En mayo de 1810 se hallaba Buenos Aires en las condiciones menos apropiadas para una empresa como la que debía encarar. […] Para una guerra larga carecía de municiones y armas, y sus fuerzas militares, además de ser poco numerosas, no estaban organizadas y disciplinadas para la guerra regular.[1]


El criterio de gobiernosurgido de la revolución era de carácter pluralista.


Esta lucha de tendencias, que se origina en el seno del gobierno patriota, había de ofrecer serias dificultades para el manejo de los intereses de la revolución. Su reflejo, en las filas del ejército del norte, debía ser grandemente perjudicial a la cohesión moral y disciplina del mismo.[2]

Juan Ramón de Velazco, gobernador deParaguay, buscó mantener una buena relación con Buenos Aires, pero solo reconocería la autoridad de la Junta sevillana. Las relaciones con la Banda Oriental ya se habían fracturado por Elio, cuando consideró a Santiago de Liniers como partidario y espía de Napoleón. En Córdoba se gestó un foco de resistencia al movimiento revolucionario con Liniers a la cabeza, siendo este el primer destino delejército libertador. El enemigo a vencer se encontraba en el Alto Perú, donde el mariscal Vicente Nieto y el intendente de Potosí de Paula Sanz, reunían la mayor cantidad de elementos y fuerzas.
Como campamento de reunion de las fuerzas fue seleccionado el lugar denominado Puente de Márquez [3].


Atento a lo asentado en el acta del 25 de mayo, la Junta decidió constituir “laexpedición a las provincias interiores”, de la que fue designado comandante general el coronel Francisco Ortiz de Ocampo y segundo jefe el coronel Antonio González Balcarce.[4]


Como representante de la Junta fue elegido Hipólito Vieytes. Por su parte Feliciano Chiclana fue seleccionado como comisionado y Juan Gil como auditor de guerra con intervención en la guarda y todo lo económico devíveres, municiones y aprestos, pero renunció y fue nombrado el 20 de junio Antonio del Pino. También se sumaron al contingente dos cirujanos, dos capellanes y como secretario de la Junta iba Vicente López. Se formó una campaña expedicionaria de 1150 hombres, formado por los cuerpos de Patricios, Arribeños, Pardos y Morenos, y su objetivo era llegar al Alto Peru, saliendo de Luján.

Resistencia deCórdoba. Relevación de Ocampo, Castelli tomó el lugar de Vieytes.

La enérgica decisión de la Junta gubernativa se fundaba en que la resistencia de Córdoba no significaba un hecho aislado, sino que ella estaba vinculada con los que al mismo tiempo tenían lugar en Montevideo y en el Alto Perú. [...][5]

Ortiz de Ocampo recibió orden de establecerse en Salta para reunir en aquellazona adicta a la revolución hombres y recursos para el ejército expedicionario; las fuerzas de su mando, con los medios de movilidad, la caja militar y la secretaria del ejército se remitirían a Balcarce. Fue esa la solución elegida para privarle del mando, en vista de su comportamiento con los prisioneros de Córdoba.[6]

Cochabamba y Oruro apoyan al Ejército Auxiliador.
Nieto recurrea Goyeneche, quien se auxilia con Cuzco.


[...] El mariscal Vicente Nieto pidió ayuda a Goyeneche, el cual a su vez informó al virrey de Lima, José Fernando de Abascal. Cuando este se disponía a emplear todos sus recursos contra las fuerzas de Buenos Aires, se produjo la insurrección de Quito y no pudo auxiliar entonces a Goyeneche, pero aprobó todas las medidas que tomase para valersepor si mismo en el territorio de su jurisdicción [...][7]


Córdoba, coronel del Alto Perú, considera peligrosa su estadía en Tupiza y resuelve mover las tropas hacia Cotagaita, con el río a su frente, donde pronto sería el primer enfrentamiento. Es el momento en el que Balcarce decide avanzar sobre los realistas, cometiendo un error al no esperar la artillería que se encontraba...
tracking img