Cannabis

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1328 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Las caladas iniciales de su primer cigarrillo avisan ya al fumador de un sinfín de molestias que le acompañarán durante toda su existencia. Las toses, ahogos, náuseas y mareos que aparecen después de aspirar directamente su primer humo son la forma como el organismo le advierte de que el tabaco es un tóxico que le revuelve y descompone el cuerpo. Pero, tras estos primeros síntomas deintoxicación, su cuerpo se "acostumbra" al cigarrillo y ya no lo rechaza con métodos tan expeditivos, acaba habituándose a él y termina "necesitándolo".

Sin embargo, la toxicidad del tabaco sigue haciendo mella de forma evidente en la vida del fumador, originándole una serie de molestias y trastornos que, aunque no tan violentos como los de "la primera vez", le obligan a convivir cotidianamente con unasensación más o menos difusa de malestar, que abarca desde trastornos "ligeros" hasta un deterioro evidente de su salud y su aspecto físico.

Reconocer cuáles son esas situaciones, y saber cómo aliviadas, ayudará a la persona fumadora a vivir en un entorno mejor y con unas condiciones mucho más saludables, y, sobre todo, a plantearse seriamente el abandono del consumo del tabaco.

Además deamenazada seriamente por un alto riesgo de enfermedades graves y mortales, la salud del fumador se ve desde el primer día alterada por multitud de pequeñas molestias y por la mayor tendencia a padecer trastornos crónicos y agudos más o menos llevaderos, que en muchos casos no son otra cosa que una advertencia del deterioro que el tabaco está produciendo en su organismo.
Trastornos del sueño

Laspersonas fumadoras tienen mayores problemas de insomnio que las no fumadoras. En general, además de más dificultades para conciliar el sueño, también experimentan más alteraciones durante el mismo, lo que les lleva a dormir peor y descansar menos. Esto origina que muchos fumadores estén somnolientos, de mal humor y cansados durante el día. Y para contrarrestarlo, acaban fumando aún más, lo quecrea un círculo vicioso del que es muy difícil salir si se continúa fumando.

El origen de estos trastornos del sueño puede estar en enfermedades o alteraciones ocasionadas por el tabaco. Pero también en el propio hecho de fumar, combinando múltiples factores como son el efecto estimulante de la nicotina, la sensación de abstinencia que se produce durante el descanso nocturno, la tensión arterialelevada y un pulso acelerado (típicos de la persona fumadora), así como su mayor tendencia a tomar excitantes como el café.

Mientras que sólo una de cada cinco personas no fumadoras roncan, prácticamente la mitad de las que fuman lo hacen habitualmente, algo que deja de pasar al abandonar el tabaco.

La mejoría del sueño se obtiene de forma evidente tras cortar con el tabaco, aunquedurante los primeros días, y a consecuencia del síndrome de abstinencia (que desaparece al poco de dejarlo), es habitual que estos trastornos sean aún más pronunciados durante un corto espacio de tiempo.
Trastornos del carácter y de las capacidades intelectuales

Paradójicamente, pese a la ilusoria sensación de libertad que la publicidad del tabaco transmite, y en contra del hecho de proporcionarplacer y satisfacción, tanto física como psicológica, el tabaco también origina múltiples situaciones cotidianas en las que el malestar se apodera del fumador. Incapaz de controlar las reacciones fisiológicas de la nicotina en su organismo, muchas veces el cigarrillo no le calma, sino que le excita, y no le tranquiliza, sino que le irrita. Además, le provoca una disminución de sus capacidadesintelectuales, ocasionándole problemas de atención, que hacen que los fumadores sean los conductores con mayores riesgos de accidentes de tráfico. Y su continua dependencia y su imprevista ausencia le provocan nervios y ansiedad, lo que puede acabar favoreciendo (y provocando) diversos estados depresivos.

Al dormir peor y descansar menos, muchos fumadores están somnolientos, de mal humor y...
tracking img