Caso juanito

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 38 (9352 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Síntesis del Caso Juanito



Fue publicado en 1909 y pertenece al volumen X de las obras completas de Sigmund Freud. En el caso de la traducción de Luis López Ballesteros y de Torres para Editorial Iztaccíhuatl figura en el tomo XV, Historiales Clínicos I. También se le conoce como El Caso del pequeño Hans.

Juanito, en realidad Herbert Graf, era hijo de Max Graf, musicólogo y miembro delcírculo de Freud en Viena. En la introducción Freud aclara que fue el padre del niño quien llevó a cabo el análisis y quien le remitió las notas con sus diálogos, sueños y fantasías. A partir de estas notas, incluidas en la primera parte del texto con breves comentarios de Freud, este lleva a cabo un examen del desarrollo del caso mostrando cómo la evolución de Juanito corrobora losdescubrimientos expuestos en La interpretación de los sueños (1900) y Tres ensayos de teoría sexual (1905).

Cuando Juanito tenía cuatro años y estaba de paseo por el parque con la criada contempló una escena aterradora: un caballo que tiraba de un pesado carro se desplomó en la calle. A partir de ese momento padece una grave fobia hacia los caballos, y más específicamente a que los caballos con algo negro enla boca lo muerdan. El pánico es tan grande que le impide salir de casa. En un primer momento, su padre interpreta que la fobia de Juanito se debe a los excesivos cariños de su madre y al miedo al gran “hace-pipí” del animal. Freud orienta el análisis del padre hacia la angustia que provocó en Juanito el nacimiento de su hermanita Hanna y al misterio recurrente en las fantasías y preguntas deJuanito sobre el origen de los bebés. A partir de estas indicaciones el material necesario para interpretar la fobia de Juanito va saliendo a la luz.

En primer lugar, el caballo que se desploma y muere, y que puede morderlo, es un símbolo del padre. El caballo tiene un gran “hace-pipí” como el padre y tiene “algo negro” en la boca que puede parecer un bigote. Juanito desea la muerte de su padrepara poder estar más tiempo a solas con su madre. Al mismo tiempo, tales deseos le producen sentimientos de culpa y vergüenza que se resuelven en la angustia hacia los caballos. Juanito expresa este tipo de fantasías edípicas recurriendo a la curiosa historia de las jirafas:

"En la noche había en la habitación una jirafa grande y una jirafa arrugada, y la grande ha gritado porque yo le hequitado la arrugada. Luego dejó de gritar, y entonces yo me he sentado encima de la jirafa arrugada".

La gran jirafa soy yo (analiza el padre) o, más bien, el pene grande (el cuello largo); la jirafa arrugada, mí mujer o, más bien, su miembro; he ahí, por tanto, el resultado del esclarecimiento.

Sigue el padre: El todo es la reproducción de una escena que en los últimos días se desarrolla casitodas las mañanas. Juanito siempre acude temprano a nosotros, y mi esposa no puede dejar de tomarlo por algunos minutos consigo en el lecho. Sobre eso yo siempre empiezo a ponerla en guardia, que es mejor que no lo tome consigo ("La grande ha gritado porque yo le he quitado la arrugada") , y ella replica esto y aquello, irritada tal vez: que eso es un absurdo, que unos minutos no pueden tenerimportancia, etc. Entonces Juanito permanece un ratito junto a ella. ("Entonces la jirafa grande dejó de gritar, y luego yo me senté encima de la jirafa arrugada".)

La solución de esta escena conyugal trasportada a la vida de las jirafas es, pues: él sintió en la noche añoranza de la mamá, añoranza de sus caricias, de su miembro, y por eso vino al dormitorio. El todo es la continuación del miedo alcaballo.

No debe extrañarnos la ambivalencia de los sentimientos de niño: ama a su padre y al mismo tiempo desearía verlo muerto. Pero “de tales pares de opuestos se compone la vida de sentimientos de todos los hombres”.

Y guardémonos de hallar chocante esta contradicción; de tales pares de opuestos se compone la vida de sentimientos de todos los hombres; más todavía: acaso nunca se...
tracking img