Cazador de microbios segunda mitad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3042 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 11 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO X

ROOS CONTRA GRASSI

Los últimos 10 años del siglo XIX fueron tan aciagos para las garrapatas, sabandijas y mosquitos como gloriosos para los cazadores de microbios. Teobaldo Smith había abierto la marcha atrapando las garrapatas que propagaba la fiebre de Texas un poco mas tarde y a diez kilómetros, David Bruce dando tumbos por la selva africana, había seguido el rastro de lamosca tse-tse y después de acusarla había demostrado su culpabilidad. Que melancólicos y mezquinos han transcurrido desde entonces los años para la garrapata asesina, cuyo verdadero nombre es Boophilus bovis.
Las mismas moscas tse- tse han tenido que hacerse contrabandistas después de las investigaciones de David Bruce para poder chupar la sangre a los negros a los cazadores blancos y a losmisioneros y ahora les a llegado el turno a los mosquitos hay que borrar el paludismo de la tierra el paludismo puede ser extinguido y todo ello debido a que amediados del año 1899 dos cazadores de microbios, pendencieros y poco tratables habían demostrado que el mosquito una especie determinada de mosquito, era el criminal responsable del misterio del paludismo.

Dos hombres resolvieron el enigma eluno Ronald Ross era un oficial del SERVICIO Medico de la India que no se había distinguido especialmente y el otro, Battista Grassi, era un italiano muy competente en cuestión de los gusanos, hormigas blancas y costumbres de las anguilas. Es imposible clasificar a estos dos hombres por orden de merito es seguro que Ross no hubiera resuelto el enigma sin Grassi, y este hubiera estado años enterosdando vueltas al asunto, a no ser por la pista que le proporcionaron las investigaciones de Ross.

Ronald Ross, durante los primeros treinta y cinco años de su vida hizo todo lo posible por no ser un cazador de microbios. Había nacido en la India al pie del Himalaya. Conociendo a sus padres podíamos ya figurarnos, si es que creemos en la eugenesia que Ronalaba el colera asiatico; vio morirmillares de hombres Roos había de llevar una vida desordenada. Ross padre era un general ingles de aspecto feroz, aguerrido en la lucha contra las tribus fronterizas, dotado de unas patillas de aire marcial, y que aunque aficionado a combatir prefería pintar paisajes. Ronald antes de cumplir los diez años, fue enviado a Inglaterra, y al llegar a los veinte fue abrobado a duras penas en los exámenes deingreso a la Facultad de Medicina, pero fue suspendido en los exámenes de fin de curso, por que preferia componer música y aprender en latín los nombres de los huesos y musculos y prepararse para atender a los enfermos.

No es que la India careciera de oportunidades de cazar microbios el aire estaba lleno de ellos y el agua era un puro caldo microbiano. Madras estaba circulandado de cisternasmalolientes donde se incubaba el colera asiatico vio morir mmillares de hombres victimas de la peste bubonica oyo el castañeteo de los dientes de otros muchos atacados de paludismo, pero no tenia ojos, ni oidos, noi narices para todas esas calamidades por qwue había abandonado la literatura para meterse a matemático se reconcentro para inventar ecuaciones complicadas discurrió sistemas del universoque creia no inferiores en grandiosidad al establecido por calor daba paseos de cuarenta kilómetros renegado de la India por su clima extremado, fue trasladado a bruma y a la isla de Moulmein donde realizo notables intervenciones quirúrgicas, que curaron a la mayoría de los pacientes aunque nunca había presumido de cirujano. Desarrollo multitud de actividades pero la gente le hizo poco caso y alpasar de los años y ver que el Servicio Medico de la India no sabia apreciar sus diversas aptitudes exclamo para que trabajar.

Roos regreso a Londres en 1894 con la intención de abandonar la Medicina y las investigaciones científicas tenia entonces treinta y seis años.
He fracasado en todo lo que he intentado escribía, pero se consolaba con la idea de ser un solidario triste y desengañado....
tracking img