Los cazadores de microbios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (699 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS CAZADORES DE MICROBIOS
Los cazadores de microbios es un libro interesante que describe la vida y obra de un grupo de hombres del siglo XIX que dieron las bases para conocer y comprender el mundode los seres vivientes mas pequeños de la tierra, los microbios.
El autor relata los experimentos y la vida cotidiana y la amistad entre los científicos de esa época, hace ver de forma sencilla lainvestigación sobre la microbiología.
Diferentes científicos como Pasteur, Roberto Koch, Walter Reed etc., narran sus descubrimientos mas importantes, por ejemplo Pasteur creía que los fermentos, losbastoncillos y los animalillos procedían del aire e ideó aparatos para comprobarlo:
“Atascó de algodón pólvora delgados tubos de vidrio, enlazó los extremos con una bomba aspirante y sacó el otropor la venta aspirando después a través del tapón de algodón gran cantidad de aire del jardín, y se dedicó luego a contar los animalillos detenidos por el algodón .”
Pasteur trataba de inventar unprocedimiento que le permitiera tener juntos aire no calentado y caldo de cultivo hervido y conseguir que se desarrollaran estos animalillos. En esas circunstancias llego un hombre llamado Balard, el cualle ayudó a completar su experimento:e
Leewenhoek fue el primero en asomarse a un mundo nuevo, poblado de millares de especies de seres pequeñísimos. Cuando nació Leewenhoek no existían microscopiossino simples lupas o cristales de aumento, a través de los cuales podía haber estado mirando el holandés hasta hacerse viejo, sin lograr descubrir un ser más pequeño que el acaro de queso, más ésta suextravagancia aparente se reveló más tarde como preparación para aquel día imprevisto en que observó a través de su lente de juguete montada en oro, una pequeña gota de límpida agua de lluvia - Miroa través de su lente y murmura entre dientes unas palabras... y de pronto se oye la voz de Leewenhoek: ¡ven aquí! ¡Date prisa! ¡En el agua de lluvia unos bichitos!... ¡nadan! ¡Dan vueltas! ¡Son mil...
tracking img