Celulas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2154 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD INTERNACIONAL TRES FRONTERAS.
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD.
CARRERA BIOQUÍMICA.

EL MALTRATO ENTRE ESCOLARES (BULLYING)

INTEGRANTES:
* MARIA ESTEFANIA LOBOS CAMPUZANO.
* LAURA ANANI MENDOZA AÑAZCO.
* CINTHYA VANESA CACERES GONZALES.
* ROSA MARILDA CHAPARRO ARZAMENDIA.

Prof. Lic. María Luisa Benítez de Lezcano

Segundo año. 2.012
Ciudad del Este –Alto Paraná.

I- INTRODUCCIÓN.

Lo más llamativo del maltrato entre escolares es que son conductas agresivas dañinas para todos los implicados, incluidos los espectadores. Casi siempre se piensa en las víctimas como las únicas que tienen secuelas, pero no son menos preocupantes los efectos para los agresores y para los observadores; sin olvidar las indeseables consecuencias que tienen parael clima escolar y el trabajo docente. Sobre todo, si tenemos en cuenta la edad y situación de los implicados: chicos y chicas en período de formación moral, emocional, física y psicológica que sufren o ven sufrir en el lugar que debe velar por su correcto aprendizaje y seguridad torturas verbales, psicológicas e incluso físicas ante, muchas veces, la incomprensión de sus profesores/as y familiasque consideran que son cosas de chicos o que les sirve de aprendizaje para la vida. Cuando en realidad todos son víctimas.

Las víctimas, pueden internalizar y sobre todo, vivir su experiencia escolar y social de una forma negativa e infeliz, pudiendo llegar en algunos casos al suicidio o por el contrario, aunque todavía poco investigado, acercarse a la violencia extrema: según el ServicioSecreto de los Estados Unidos más de dos tercios de los asesinatos cometidos en los centros educativos eran perpetrados por chicos que habían sufrido acoso escolar y algunos durante mucho tiempo (Harris y Petrie, 2006). Además, parece que es indiscriminada la posibilidad de ser víctima y no está provocado por diferencias obvias entre los estudiantes.

No menos importante es la relación del maltratoescolar con la delincuencia y ciertas adicciones ya que los chicos que intimidan y son agresivos, según estudios longitudinales corren el riesgo de caer en problemas de conducta como la delincuencia, concretamente multiplican por cuatro sus posibilidades.

Intentaremos acercarnos a la convivencia escolar, no sólo por ser un área problemática sino por la misma importancia que posee en eldesarrollo integral de las cohortes de jóvenes que se encuentran en interacción en las escuelas que la tendría que convertir en una prioridad dentro de las finalidades educativas de los centros y en los objetivos generales y específicos de todas las áreas de conocimiento escolar.

Para ello, procuraremos no caer en las trampas encadenadas de las que nos advierte Santos Guerra (2003a):
La primera trampatiene que ver con la selección de los fenómenos que centran la atención en un momento determinado ¿por qué ahora la convivencia escolar? En nuestro caso, nos planteamos un enfoque basado en la importancia intrínseca de la propia convivencia escolar que debería diseñarse de igual forma que los contenidos y objetivos educativos.

La segunda trampa es la conceptualización del problema, cuando sehabla de violencia escolar, en general, sólo se habla de una parte del problema: la violencia ejercida por alumnos y entre alumnos. Sortearemos esta trampa analizando de qué forma el propio sistema escolar puede estar predisponiendo por acción u omisión a la violencia o ejerce violencia sistémica.
La tercera, cuarta y quinta trampa son respectivamente: la del diagnóstico en muchos casosapriorístico, interesado y basado en razones ideológicas; la atribución interesada y simplista de las causas; y la asignación de valor y significación al fenómeno convivencial. Por nuestra parte, basándonos en un acercamiento sociocultural y ecológico como método de trabajo creemos poder huir de estas celadas considerando el fenómeno desde un punto de vista multifactorial y educativo.

II. MARCO...
tracking img