Cesar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3783 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El empaque Existe una historia de "antes y después" acerca de cómo el progreso del empacado estuvo acompañado de cambios en la venta de alimentos. Aquí una versión inglesa de 1927: “El té, el cacao y la avena, por ejemplo, ya no son extraídos de botes polvorientos, pesados en básculas poco sanitarias, vaciados en bolsas que el aliento del tendero abrió, sustrayendo las últimas migajas conescrupulosa honestidad, si bien con dudosa limpieza, de un mostrador atestado: ellos son empacados en contenedores higiénicos, a prueba de aire, tan frescos limpios e íntegros, como cuando abandonaron la fábrica.” Después del inicio sucio y ocioso, la larga oración llega con alivio a la limpia sobriedad de la modernidad adecuadamente empacada. “ Empaques que venden”, de Richard Franjen y CarrollLarrabee, un influyente libro estadounidense publicado en 1928, está ilustrado con dos brillantes fotografías en el frontispicio (ver página 79), diseñadas para mostrar, sin lugar a duda, las diferencias entre las malas tiendas viejas de comida las buenas tiendas modernas. Las descripciones van como sigue: “Interior de una tienda de abarrotes anticuada, típica, de antes de la era del empaque moderno:galletas y azúcar en barriles poco sanitarios, especias y té en toneles - y sólo unas cuantas mercancías enlatadas que marcan el inicio de una nueva era en la mercadería.” “El interior de una moderna tienda de abarrotes. Todo está empacado en contenedores sanitarios, diseñados no únicamente para entregar, sino para vender los productos que contienen. Se ha llevado a cabo una revolución en lamercadería.” La retórica de la revolución y de una nueva era presenta "unas cuantas mercancías enlatadas" en la primera imagen, un batallón de avance de las fuerzas de ocupación, conforme lo "sanitario" expulsa sin descanso lo "poco sanitario", minoría ante el poder noble e irresistible de la higiene moderna, científica. Galletas, té, especias, barriles y toneles se encuentran desperdigados en la primeradescripción. En medio del desorden, es de sorprender que los escritores perdieran la oportunidad de señalar el aserrín en el piso, una de las marcas estándar de la diferencia entre los tipos de tienda antiguos y modernos. En la segunda descripción, no se mencionan enseres o alimentos individuales; en cambio, tenemos solamente "productos" genéricos y "contenedores". Esto hace igual todo en ciertaforma, al mismo tiempo que las cosas son diferenciadas de una nueva manera, sugerida por la presencia en la pared de un anuncio de “Bizcochos Uneeda”. Hay también una rápida mención de la filosofía de la doble intención en el embalaje, sobre la que hablaremos más en un momento: entregar, pero también vender. Las descripciones no mencionan a las personas en las fotografías. En la primera, hay unaclienta grande en una falda abultada a rayas. Lleva una canasta grande, de la cual sobresalen las compras, contribuyendo evidentemente, como ella misma, al amontonamiento. Hay un banquito junto al mostrador, sugiriendo que el estorbar puede ser positivamente promovido. La segunda imagen no presenta ningún cliente, pero muestra el hombre tras el mostrador vestido con una bata blanca almidonada, como siestuviera trabajando en un ambiente esterilizado. Las latas están acomodadas

ordenadamente tras un frente de vidrio abajo del mostrador, así como en los estantes atrás de él. La introducción al texto principal del libro elabora sobre la revolución silenciosa que se supone que las imágenes han demostrado: “Lentamente, calladamente, discretamente, el empaque ha revolucionado la venta demercancías modernas. Ha cambiado los hábitos de compra de una nación. El estadounidense del día anterior a ayer pedía una libra de galletas. Hoy su nieto exige una caja de “Uneeda”. La abuela llevaban la familiar jarra de 6.35 kg (un “stone”) a la tienda y hacía que el tendero la llenará de vinagre. La nieta consulta su lista de compras y pide una botella de un cuarto de galón de vinagre Heinz... “El...
tracking img