Chiavas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (449 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
En lo más mínimo, -dijo Harry.-Ahí tienes, -dijo Tío Vernon a Dudley-. Ahora vamos, salgamos.Salió marchando de la habitación. Oyeron la puerta delantera abrirse, pero Dudley no se movió y después deunos pocos pasos vacilantes Tía Petunia también se detuvo.-¿Y ahora qué? -ladró Tío Venon, reapareciendo en el umbral.Parecía que Dudley estaba luchando con conceptos demasiado difíciles paraexpresarlos con palabras. Varios momentos después de aparentemente dolorosa lucha interna dijo.-¿Pero adónde va a ir?Tía Petunia y Tío Vernon se miraron el uno al otro. Estaba claro que Dudley les estabaasustando. Hestia Jones rompió el silencio.-Pero… seguramente sabés adonde va tu primo. -dijo, con aspecto desconcertado.-Indudablemente lo sabemos, -dijo Vernon Dursley-. Se larga con una panda de losvuestros, ¿verdad? Vale, Dudley, entremos en el coche, ya has oído a este hombre, tenemos prisa.De nuevo, Vernon marchó alejándose hacia la puerta delantera, pero Dudley no le siguió.-¿Se larga con unapanda de los nuestros?Hestia estaba indignada. Harry se había encontrado con esta actitud antes. Las brujas y magos parecían sorprendidos porque sus parientes vivos más cercanos no mostraran el másmínimo interés en Harry Potter.-Está bien, -la tranquilizó Harry-. No importa, de verdad.-¿No importa? -repitió Hestia, alzando la voz-. ¿No comprende esta gente por lo que has tenido que pasar? ¿Elpeligro en el que estás? La posición única que tienes en el corazón del movimiento anti-Voldemor?-Eh… no, no lo comprenden, -dijo Harry-. Creen que soy un desperdicido de espacio, en realidad, pero estoyacostumbrado…-Yo no creo que seas un desperdicio de espacio.Si Harry no hubiera visto moverse los labios de Dudley, no se lo habría creído. Como así fue, miró fijamente a Dudley durante variossegundos antes de aceptar que debía haber sido su primo el que había hablado por una razón, Dudley se había vuelto rojo. El propio Harry estaba avergonzado y atónito.-Bueno… eh… gracias, DudleyDe nuevo,...
tracking img