Cierzo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (444 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CIERZO

Abrí la vieja caja de cartón y allí estaba todo como me lo dejo hace años, el blanco mandil de aprendiz, con el que quería ser enterrado y la hoja de libreta ya amarilleada por el tiempo.Meguarde la hoja, la cerré la caja y fui al cementerio. La exhumación empezaba alas 11.
La mañana era muy fría y el viento azotaba con furia las calles entre las tumbas. Cuando llegue, los operariosde la funeraria ya habían quitado la lapida y pude ver el ataúd de madera negra con su crucifijo y asas doradas. Me dijeron si quería abrirlo y moví negativamente la cabeza, lo depositaron en unaespecie de carretilla y en silencio les acompañe al crematorio, solo les dije que introdujeran el mandil con el ataúd para que se quemaran juntos. Recordé aquella conversación en el camino al huerto:-Mira Jorge, toda mi vida he sido liberal y ateo, mi última voluntad es que me incineren y que esparzan mis cenizas por los campos de la tierra para abonarla, pero estoy segura que tu abuela y los“misicas” de mis hijos me enterraran en nicho y con agua bendita. Además no creo que se levanten, pero si por casualidad se levantan, no quiero que me pillen cerca, son todos mas malos que Briján.
-Quien esBriján, abuelo, ¿Es un cura?
-Pues….. ¿ Porque?
-Como dices siempre dices que no hay cura bueno.
-Jodido crío, pero continuemos, por todo esto, quiero que me prometas que cuando seas mayor mesacaras del nicho, me incineraras y esparcirás mis cenizas por los Monegros un día que haga mucho viento, el me transportara por todo el desierto y cada vez que sople con fuerza, junto con el polvo de latierra me llevara a otros lugares que seguramente no conoceré.
-Te lo prometo abuelo.
Aquel día ya no hablemos más.
Las palomeras cual ejercito de almas errantes, rodaban sin fin por el rastrojo delos campos. Deje la urna de las cenizas abierta, en el alto de la Sierra de Alcubierre, para que el cierzo fuera llevándoselas poco a poco. Abrí la hoja de libreta y fui leyendo el poema del...
tracking img