Clima

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1152 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de abril de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
En este libro trato de ordenar en una sucesión cronológica los cambios climáticos más significativosque han ocurrido en la Tierra desde sus orígenes hasta hoy mismo. Puede parecer demasiadoambicioso el resumir 4.500 millones de años de historia del clima en un libro de este tamaño, desdelos primeros tiempos infernales del planeta, de los que apenas quedan indicios, hasta los días másrecientes, enlos que las noticias y las batallas políticas a costa de un temido cambio climático sonexageradamente frecuentes.Relatar la historia del clima no es tarea fácil porque, cada vez que uno cuenta algo de lo que pasó,siempre hay alguien que pregunta: ¿ y tú cómo lo sabes? Entonces hay que ponerse a disertar, almenos sucintamente, sobre los complejos e ingeniosísimos métodos que a científicosdeespecialidades muy diferentes se les han ido ocurriendo para saberlo. Puede llevar un buen rato, por ejemplo, explicar lo que es un foraminífero y cómo a un oceanógrafo italiano apellidado Emilianise le ocurrió determinar (más o menos) la temperatura del agua y las subidas y bajadas del nivel delmar a partir del análisis isotópico (¿isótopo?) de las conchas fósiles de estos bichitos. Todavía elasunto secomplica más, porque a la gente normal le parece muy interesante esto del clima del pasado pero no tiene mucha idea, ni se ha preguntado nunca, sobre el funcionamiento de losfenómenos más simples de la meteorología. ¿Por qué llueve? Porque caen gotas. ¿Por qué hace máscalor en verano que en invierno? Porque el Sol pega más fuerte. En fin, al ser interrumpido contantas preguntas sobre los métodosy con tantas explicaciones, no pedidas pero necesarias, sobre loselementos del clima, es fácil que uno desista de hacer un relato histórico, y acabe mezclando el presente con el pasado, el Protocolo de Kyoto con el clima calentito del Jurásico. Como si todo, a lamanera de las noticias de un telediario, pasase a la vez, a la misma escala, mezclado y comprimidoen treinta minutos.Por eso no es fácilencontrar publicada una narración diacrónica, un relato lineal de la historia delclima del globo. Aquí lo he intentado, pero confieso que tampoco lo he logrado del todo. Despuésde las tres primeras partes del libro (Precuaternario, Cuaternario y Clima Reciente), y cuando ya parece que hemos llegado al presente y la historia se ha acabado, el lector se encontrará con unasección de ocho apéndices,que no he sabido antes dónde incluír, pues eran demasiado largos para poder insertarlos en la narración histórica, y de los que todavía no sé si es necesario leer antes, en elmedio o después.Tampoco sé muy bien hacia qué tipo de lector va dirigido este libro. La verdad es que lo he escrito para mí mismo. Soy suscriptor de revistas como Science y Nature. Leerlas me lleva bastantesmañanas y eso quesólo soy capaz (ya no soy masoquista) de dedicarme a los artículos que, tras treso cuatro repasos, voy entendiendo algo. Estos artículos que leo son casi exclusivamente los quetratan o están relacionados con el clima. No me resultan nada sencillos, y además, me he dadocuenta de que bastantes de ellos tienen pequeñas trampas. Así que para poder seguir disfrutándolos, para comprenderlos y asimilarloscon sentido crítico, que es como se debe, he ido a lo largo de losaños ordenando en el mac, que me resulta más seguro que en la cabeza, las ideas que me han parecido más interesantes. Y como en la ciencia climatológica la categoría “tiempo” es un materialfundamental de su estructura, he elegido la trama histórica para ordenarlo todo y, de paso, crear este

libro.Supongo de todas formas que,aparte de mí mismo, habrá lectores muy diversos (es un suponer). Enun extremo estarán los pocos interesados en geología, que serán mayoría, y a quienes la primera parte, la dedicada al Precuaternario, es decir, a lo que ocurrió hace millones y millones de años les parecerá excesivamente lejano. Qué soporífero distinguir entre el clima del Oligoceno y el delOrdovícico!, pongo por caso. De todas...
tracking img