como sacar semen

LOS CONECTORES PRAGMÁTICOS EN ESPAÑOL
COLOQUIAL (I): SU PAPEL ARGUMENTATIVO
Antonio Briz
Grupo Val.Es.Co. Facultat de Filología.
Universidad de Valencia. Avda. Blasco Ibáñez, 28
46010 Valencia

Entre los elementos que favorecen la cohesión y la coherencia de la conversación coloquial desta
can los llamados conectares pragmáticos, unidades que, además de encadenar las unidades del hebla,aseguran la transición de determinadas secuencias del texto hablado, colaborando en el mantenimiento
del hilo del discurso y la tensión comunicativa. El conector pragmático se presenta como articulador
frástico y transfrástico al mismo tiempo. Y en este sentido su papel se vincula predominantemente a
la organización de la actividad discursiva como marcador metadiscursivo o la actividadargumentativa
como conector argumentativo. En concreto, en su función argumentativa, tiene la propiedad funcional
de marcar actos argumentativos, monológicos y/o dialógicos, con unas consecuencias conversaciona
les determinadas y diferentes en cada caso.
Palabras clave: conectores, pragmática, argumentación, conversación, coloquial

El estudio de la sintaxis coloquial es uno de los objetivosfundamentales
del Proyecto de investigación sobre el "Español coloquial"

que lleva a

cabo el grupo Val.Es.Co , y el trabajo que sigue forma parte del mismo.
El material básico utilizado en este estudio lo constituyen algunas con

versaciones transcritas del corpus que dicho grupo de trabajo prepara en
i

El Proyecto está subvencionado en infraestructura por la Conselleria de Cultura,Educado i Ciencia.

2

Constituido hace dos años, este grupo está formado por varios profesores y

becarios de investigación de los Departamentos de Filología española, Teoría de los
lenguajes y Filología catalana.
Contextos XI/21-22, 1993 (pp. 145-188)

146

Antonio Briz Gómez

la actualidad para su publicación, así como intervenciones e intercambios
extraídos directamente de otrascintas grabadas, no transcritas todavía.
1. Consideraciones sobre el estado de la cuestión

Gili Gaya (1943) señalaba que "en los textos vivos del idioma no abun
dan las expresiones que se ajusten perfectamente a los esquemas sintácti
cos que enseñamos. Necesitamos a menudo ejemplos construidos ad hoc,
o cuidadosamente entresacados de los autores o de la conversación co
rriente. Y no esporque nuestras doctrinas gramaticales sean falsas, sino
porque el enlace de las oraciones en el discurso las encabalga y articula
de tal modo, que es difícil que un texto continuado nos dé ocasión de

graduar convenientemente nuestra enseñanza" (327)3.

Esta cita nos presenta algunas de las limitaciones de la sintaxis que tan
gradualmente se ha enseñado. En efecto, los lingüistas hemos optadocon
frecuencia por la idealización del objeto de estudio, excluyendo todo
aquello que no fueran frases aisladas descontextualizadas; pero "más allá
de los ordenados y bien podados bonsáis de la sintaxis -como afirmaba
Stubbs (1983) (p. 20)- está la jungla", léase el discurso, que impide con
templar de forma aislada los árboles.

Sin duda, uno de los obstáculos que nos plantea el estudio dela sintaxis
de la lengua española hablada y, en particular de la sintaxis coloquial, es
el de la articulación de sus enunciados: de qué modo se constituye la
coherencia del texto hablado. Nuestro propósito aquí es estudiar un con3

En algunas ocasiones resulta difícil analizar sintácticamente algunas de las
expresiones coloquiales. Hemos de recurrir a un análisis que contemple, además delestrato sintáctico, los estratos semántico e informativo. En un enunciado como los

ultras, a esos hay que cogerlos y meterlos en la cárcel, parece evidente que no
podemos asignar al sintagma los ultras la función de OD, porque, en primer lugar,
como OD de persona debería presentarse con la preposición a y, en segundo lugar,
tendríamos tres veces el mismo complemento. Más fácil y adecuado...
tracking img