Composición y notas de las primeras ediciones de la victoria de junin. canto a bolivar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5761 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Composición y notas acerca de las primeras ediciones de La Victoria de Junín. Canto a Bolívar

Entre los papeles que se han conservado de Olmedo no se encuentra, por desgracia, ningún borrador de su obra maestra; pero es posible seguir paso a paso el proceso de su composición.

Es importante dejar constancia ante todo de que el Canto a Bolívar fue, si no expresamente pedido, al menos sugeridopor el Libertador. Así se lo recuerda Olmedo al escribirle a 31 de enero de 1825: «Siento que V. me recomiende cantar nuestros últimos -83- triunfos... V. me prohíbe expresamente mentar su nombre en mi poema. ¿Qué le ha parecido a V. que porque ha sido dictador dos o tres veces de los pueblos, puede igualmente dictar leyes a las Musas?». (El Repertorio Colombiano, vol. 2, n. 10, abril 1879,pp. 291-292.)

Existieron cuatro redacciones del Canto a Bolívar: la primera, la que el poeta envió manuscrita a Bolívar el 30 de abril de 1825, según consta en carta de la misma fecha: Pensé que esta carta fuese tan larga como mi canto; pero no puede ser, porque ya el correo apura, y todo el tiempo lo he gastado en copiar mis versos por cumplir la promesa que hice a V. de remitírselos en estecorreo. (El Repertorio Colombiano, loc. cit., pp. 293-294.) No hay noticia de que se conserve este manuscrito, y sólo por la carta que contestó Bolívar a Olmedo desde el Cuzco, a 12 de julio de 1825, se sabe de esta copia manuscrita, y de que en ella se le habían deslizado al poeta algunos versos incorrectos que no están en ninguna edición impresa. La segunda redacción, «con variaciones y adicionesde diez o doce versos», es la que quedó estampada en la edición princeps de Guayaquil, 1825. La tercera es la que con numerosas e importantes variantes y añadiduras apareció en las tres ediciones de 1826, las de París y la de Londres. La cuarta y definitiva, la que con solos dos ligeros cambios, se publicó en la América Poética de don Juan María Gutiérrez en 1846.

La batalla de Junín se ganó el6 de agosto de 1824, y la de Ayacucho el 9 de diciembre del mismo año. El trabajo de Olmedo empezó a raíz de la noticia de la primera victoria. Así lo dice él a Bolívar en carta del 31 de enero de 1825: «Siento que V. me recomiende cantar nuestros últimos triunfos. Mucho tiempo ha que revuelvo en la mente este pensamiento. -Vino Junín y empecé mi canto. Digo mal; empecé a formar planes yjardines; pero nada adelanté en un mes. Ocupacioncillas que sin ser de importancia, -84- distraen: atencioncillas de subsistencia, cuidadillos domésticos, ruidillos de ciudad; todo contribuyó a tener la musa estacionaria. Vino Ayacucho, y desperté lanzando un trueno. Pero yo mismo me aturdí con él, y he avanzado poco. Necesitaba de necesidad 15 días de campo, y no puede ser por ahora... Apenas tengocompuestos 50 versos». (Repertorio Colombiano, loc. cit., p. 291.)

La noticia de la victoria de Junín hubo de llegar a Guayaquil a más tardar en el curso del mes de setiembre de 1824, pues a 31 de agosto, el ministro general del Perú, José Sánchez Carrión, la comunicaba al Prefecto de Guayaquil en el siguiente oficio: «Señor: Con fecha 7 del corriente me avisa el Secretario General de S. E. elLibertador el feliz resultado de su jornada en Junín el día 5 (sic) del corriente. Lleno de un gozo que no puede resistir mi corazón al contemplar ya asegurada para siempre la suerte de mi patria, lo trasmito a V. S. para que lo circule a las autoridades de su dependencia, y que sepan los pueblos de ese benemérito departamento que la victoria ha empezado a coronar de una manera decisiva susincesantes sacrificios... y para que celebrándose esta brillante jornada al tamaño de su importancia, se exalte tanto la pública gratitud hacia los bravos que la han hecho bajo el mando de S. E. como las demás nobles pasiones a que en semejantes casos suelen transportarse los pechos para quienes no hay otro sumo bien en la tierra que la libertad. Congratulo a V. S., como un hijo de Colombia, y a toda...
tracking img