Conciencia, responsabilidad, libertad y pecado

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2526 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
a. Introducción:
 
La conciencia es una realidad clave en nuestras vidas. En torno a ella gira la moralidad.

La conciencia es una realidad muy compleja. Se la denomina “voz de Dios” que nos habla en nuestro interior, “voz del alma”, etc. Cumple las funciones de “acusador”, “testigo” y “juez” al mismo tiempo. A veces se la identifica con la autenticidad, otras con la responsabilidad. Otrasveces, se refiere al conjunto de principios fundamentales de orden moral y religioso que guía nuestra vida (libertad de conciencia). Hablamos también de “buena conciencia” o “mala conciencia” para dar a entender la resonancia moral interior de nuestras acciones.

b. La conciencia
Es un “tamiz” discernidor: esto me hace bien, esto me hace mal, que descubre prontamente—porque es manantial, yporque lleva agua—que es lo que me hace bien.. Es la normativa más importante y decisiva de nuestros comportamientos. Es la responsable de la conducta moral de las personas. De ahí de la importancia que tiene para los individuos y la sociedad, la debida formación de la conciencia.
La conciencia es la sede de la moralidad. A ella apela la moral. El obrar conforme a la conciencia, es el sello moraldefinitivo que imprime la persona a sus actos.

c. Libertad
La libertad es un don de Dios. Dios no solo confía al hombre el dominio del mundo sino también el dominio de si y la responsabilidad sobre si mismo. Dios deja que el hombre elabore en si su propia perfección. Dios nos deja la alegría de la conquista del cielo y la libertad nos hace que vivamos como hijos de Dios como Dios creadores denuestra propia felicidad La libertad es un don que el hombre posee. Es la grandeza del hombre. Podemos decir que infundiendo el espíritu en la materia (en el momento en el que Dios crea al hombre y sopla el aliento de vida) que había creado Dios da al hombre la facultad de elegir, la posibilidad de decir que no. Dios elige respetar aquello que había creado, de no usurpar la libertad que dio alhombre.
Nos hacemos libres a medida que luchamos constantemente por mantener la autonomía de nuestras decisiones. Con frecuencia estamos condicionados por circunstancias que debilitan nuestra libertad: factores de salud, económicos, institucionales.
La libertad del hombre se explica por su racionalidad. Cuanto mayor sea su capacidad crítica o lucidez de juicio, mayor y más eficaz será sulibertad. Pero la libertad humana no es ilimitada o absoluta, tiene limitaciones, pues, la persona humana, está situada, encarnada. Tanto su corporeidad individual como su ubicación espacio-temporal reducen notoriamente el campo de sus aspiraciones ideales. Las demás personas conforman otro capítulo de limitaciones para la libertad de cada uno. Decimos y con razón, que mi libertad termina allí dondecomienza la libertad de los demás.
. El hombre libre no es el que rechaza todo vínculo que lo comprometa, el verdadero hombre libre es el que responde, que se compromete y que corresponde siempre más a su conciencia; a la voluntad de Dios sobre el (piensa cuando estas enojada con alguien ¿sos libre o esclava? Y si perdonas a alguien ¿como te sientes?
La verdadera libertad es la libertad interior,aquella profunda fruto de un camino de liberación de nuestros propios límites, de nuestros propios instintos, de los condicionamientos, de las cosas, de las personas y de nosotros mismos
Dios no solo confía al hombre el dominio del mundo sino también el dominio de si y la responsabilidad sobre si mismo. Dios deja que el hombre elabore en si su propia perfección. Dios nos deja la alegría de laconquista del cielo y la libertad nos hace que vivamos como hijos de Dios como Dios creadores de nuestra propia felicidad La libertad es un don que el hombre posee. Es la grandeza del hombre. Podemos decir que infundiendo el espíritu en la materia que había creado Dios da al hombre la facultad de elegir, la posibilidad de decir que no. Dios elige respetar aquello que había creado, de no usurpar la...
tracking img