Consejo de un profeta a la juventud

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 21 (5056 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El consejo y la oración de un profeta en beneficio de la juventud
Por el presidente Gordon B. Hinckley

Creo que no ha habido una reunión como ésta en la Iglesia. Hay tantos de ustedes reunidos aquí en esta noche, ¡y qué bien se ven! Algunos han venido con dudas; otros han venido con grandes expectativas. Quiero que sepan que he estado de rodillas pidiéndole al Señor que me bendiga con elpoder, la capacidad y las palabras para llegar al corazón de ustedes. Lejos de esta sala hay otros cientos de miles que se unen a nosotros. A cada uno de ustedes les digo, bienvenidos. Estoy agradecido por la tremenda oportunidad que tengo de dirigirme a ustedes, y me doy cuenta de cuán importante es. Ya soy de edad avanzada; tengo más de 90 años. He vivido una larga vida, y he vivido sintiendo granamor por los jóvenes y las jovencitas de esta Iglesia. ¡Qué grupo tan maravilloso son todos ustedes! Hablan varios idiomas; todos forman parte de una gran familia; pero cada uno es una sola persona, con sus problemas, deseando tener las respuestas a las cosas que les desconciertan y les preocupan. Les amamos mucho y oramos constantemente para tener la inteligencia para ayudarles. Su vida está llenade decisiones difíciles, de sueños, esperanzas y anhelos para encontrar aquello que les traerá paz y felicidad. Una vez, hace ya mucho tiempo, tuve la edad de
30

ustedes. No me preocupaban las drogas ni la pornografía porque en aquel entonces no las había. Me preocupaban los estudios y lo que llegaría a ser. Era la época de la terrible depresión económica. Me preocupaba cómo me ganaría lavida. Fui en una misión después de que terminé los estudios de universidad. Fui a Inglaterra; viajamos por tren hasta Chicago donde atravesamos la ciudad en autobús hasta llegar a Nueva York; allí abordamos el vapor que saldría para las Islas Británicas. Al viajar en el autobús por Chicago, una mujer le preguntó al conductor: “¿Qué edificio es aquél?”. Él respondió: “Señora, ese es el Edificio de laJunta de Comercio de Chicago. Todas las semanas, alguien que ha perdido su fortuna se deja caer desde una de las ventanas; no halla razón para seguir viviendo”. Así eran aquellos tiempos; deplorables y peligrosos. Nadie que no haya vivido en ese período jamás llegará a comprenderlo totalmente. Espero de todo corazón que nunca volvamos a pasar por algo semejante. Y ahora aquí están ustedes, en elumbral de sus vidas maduras. Ustedes también se preocupan por los estudios; por el matrimonio, por muchas cosas. Les hago la promesa de que Dios no los abandonará si caminan por Sus senderos con la guía de Sus mandamientos. Ésta es la era de las grandes oportunidades. Son tan afortunados de estar vivos. Nunca en la historia de la humanidad ha estado la vida llena de tantos desafíos y oportunidades.Cuando nací, el promedio de la expectativa de vida de un hombre o una mujer en los Estados Unidos y otros países occidentales era de 50 años. Hoy en

L I A H O N A

ILUSTRACIÓN FOTOGRÁFICA POR WELDEN ANDERSEN

Sean agradecidos
día es de más de 75 años. ¿Se imaginan? Como término medio, ustedes pueden esperar vivir por lo menos 25 años más que alguien que vivió en 1910. Ésta es la era deuna explosión de conocimiento. Por ejemplo, cuando yo tenía la edad de ustedes, no había antibióticos. Todas estas maravillosas medicinas se han descubierto y refinado en épocas más recientes. Algunas de las grandes epidemias de la tierra han desaparecido; la viruela solía acabar con poblaciones enteras, pero esto ya se acabó. Es un milagro. La polio fue en un tiempo el temido azote de toda madre.Recuerdo haber ido al
32
Los jóvenes y los jóvenes adultos solteros esperan afuera del Centro de Conferencias hasta que comience la charla fogonera.

hospital del condado a visitar a un hombre que tenía la polio; se encontraba en un pulmón de acero que le movilizaba sus propios pulmones. No tenía esperanzas; no podía respirar por sí mismo y murió, dejando a su esposa e hijos. Esa terrible...
tracking img