Constitucionalismo moderno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 41 (10209 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 18 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONSTITUCIONALISMO MODERNO.

1. Hace más de 60 años, Charles Howard McIlwain abrió su clásico tratado Constitucionalismo Antiguo y Moderno con esta frase: “Parece ser el momento para examinar el principio general del constitucionalismo [...] un examen que debería incluir alguna consideración de las etapas sucesivas de su desarrollo.”1 2. Hoy, a principios del siglo XXI, y después de más dedoscientos años de constitucionalismo moderno, tenemos que admitir que nuestro conocimiento de su historia es casi inexistente. Aquel moderno constitucionalismo que apareció al final del siglo XVIII parece estar más allá de cualquier disputa. Las revoluciones Americana y Francesa constituyeron, de acuerdo con Maurizio Fioravanti, “un momento decisivo en la historia del constitucionalismo”,inaugurando “un nuevo concepto y una nueva práctica”.2 Doscientos años más tarde, se da por supuesto que cada país en el mundo, con la excepción del Reino Unido, Nueva Zelanda e Israel, poseen una constitución escrita basada en el moderno constitucionalismo. Pero mientras nosotros reconocemos la aceptación global de un principio político, por singular que sea, y mientras que eruditos como Bruce Ackerman hanacuñado el término “constitucionalismo mundial”,3 debemos admitir, y no sin dificultad, que a pesar de McIlwain, Fioravanti, y numerosos otros académicos, definitivamente no sabemos cómo llegó a suceder todo esto.

La traducción directa del original en inglés fue realizada por mi amigo Salvador Sánchez González, Profesor de Derecho Constitucional y Derechos Humanos de la Universidad CatólicaSanta María La Antigua, de Panamá, República de Panamá. El original inglés fue publicado en Tijdschrift voor Rechtsgeschiedenis, 73 (2005). 1 Charles Howard McIlwain, Constitutionalism Ancient and Modern, Ithaca, N.Y.: Cornell University Press, 1940, 3. 2 Maurizio Fioravanti, Costituzione, Bolonia: Il Mulino, 1999, 102. 3 Bruce Ackermann, “The Rise of World Constitutionalism”, en: Virginia LawReview, 83 (1997), 771-797; cf. también Heinz Klug, “Constitutional Transformations: Universal Values and the Politics of Constitutional Understanding”, en: Beyond the Republic. Meeting the Global Challenges to Constitutionalism, ed. por Charles Sampford y Tom Round, Leichhardt, NSW: The Federation Press, 2001, 191-204.



Historia Constitucional (revista electrónica), n. 6, 2005.http://hc.rediris.es/06/index.html

3. Se han realizado numerosos estudios en derecho constitucional4 y en historia constitucional.5 Aunque generalmente han enriquecido nuestro conocimiento, nos han dicho muy poco acerca del constitucionalismo moderno y su historia. Al partir desde el Estado-nación, tendieron a carecer de una perspectiva abarcadora y usualmente se restringieron ellos mismos a acumularinformación Estado por Estado. En contraste, los más feroces oponentes del constitucionalismo moderno desplegaron su conocimiento completo del concepto inmediatamente después de la conclusión de ese evento decisivo, la revolución de 1848. Ellos denunciaron lo que llamaron la “esencia y fastidio del moderno constitucionalismo”, como dijo el título de un libro, y con él, su historia y sus principios oelementos esenciales.6 Aunque sus argumentos carecen hoy de validez, el fenómeno que describieron merece aun más atención en nuestro tiempo que el obligado hace ciento cincuenta años. 4. Esos principios del constitucionalismo moderno fueron los mismos que Carl von Rotteck definió en los 1830s como el “sistema constitucional [...] tal y como ha evolucionado desde el inicio de la Revolución Americana y –más efectivamente en Europa – de la Revolución Francesa [y] – que es concurrente, completamente en teoría, y al menos de forma aproximada en la práctica – con el sistema de Staatsrecht puro, basado en la razón”.7 Sus principales principios fueron los derechos humanos, la separación de los
Cf. Interpretaciones pioneras como las de Jacques Vincent de La Croix, Constitutions des principaux États...
tracking img